Podio para la escuela de Suso Pérez Lago en la ciudad de Huesca

Copia de Diario de Ferrol-2014-05-21-013-1ab2316b
|

Las cinco coreografías (en la categoría Fusión) que la escuela de Suso Pérez Lago presentó al concurso nacional de Anaprode 2014, que se celebró en Huesca a principios de mes, obtuvieron premios del jurado. Una de ellas consiguió un primero, a las puertas de alcanzar una mención especial para pasar a competir en Francia; otras tres quedaron en segunda posición y otra obtuvo un meritorio tercer puesto. Las 21 niñas, de entre nueve y 16 años, llegaron a esta fase final tras clasificarse en la selección de la zona norte, que se celebró en el teatro Campoamor de Oviedo.
El certamen de Anaprode (Asociación Nacional para el Apoyo y Promoción de la Danza en España) se realiza en colaboración con la Confederación Nacional de Danza de Francia y está concebido como una prueba para “la difusión, exhibición y promoción, fomentando los intercambios de danza en diferentes ciudades del estado español y Europa”, indican.
Las niñas de la escuela de Pérez Lago llevan ocho años acudiendo a esta prueba, que les sirve para aprender (han acudido a distintas master-class), ver lo que se hace en otros lugares con mayores apoyos para la danza y también estrechar lazos con escuelas de todo el país. “Vienen impresionadas también de todo el ambiente de danza que hay en estos sitios. Han conocido a otros profesores, han hechos muchas amistades y eso las enriquece muchísimo porque están viendo lo que es la danza a nivel nacional e incluso internacional”, comenta Suso Pérez Lago.

convalecencia
Los éxitos de las chicas han quedado en un segundo plano en estas semanas debido al grave accidente de tráfico sufrido al regreso, en el que resultó herido Suso Pérez Lago, que experimentó una fractura craneal de la que está convaleciente. Agradece el apoyo recibido de decenas de escuelas participantes en el certamen, de los padres de sus alumnas (“han tenido un apoyo total y absoluto hacia mi persona”) y sobre todo de las niñas, que le mandaron mensajes, dibujos y todo tipo de muestras de cariño mientras estuvo hospitalizado. “Era un subidón y creo que es parte de mi rápida recuperación”, afirma emocionado. “Somos una gran familia, quiero destacarlo y reconocérselo a ellas y a los padres”.
A Pérez Lago le han prescrito reposo por lo que no podrá regresar a sus tareas docentes en unos meses. Pero su escuela sigue adelante y cuenta con Cristina Pérez-Lago (la coincidencia en los apellidos no guarda parentesco) para poder llegar al espectáculo de final de curso, que será el 21 de junio en el Pazo da Cultura de Narón. “Aunque no va a ser el fin de curso habitual y no voy a poder bailar, lo voy a hacer para ellas, porque aunque no esté terminado lo van a agradecer mucho y vamos a dejar zanjado todo este asunto”, asegura.

Podio para la escuela de Suso Pérez Lago en la ciudad de Huesca