Tarragona, primera parada hacia Segunda

Rueda de Prensa Racing de Ferrol
|

JUAN QUIJANO 
FERROL

El Gimnàstic de Tarragona será el primer obstáculo que el Racing tendrá que superar para mantenerse en la lucha por lograr el ascenso a Segunda. El sorteo de los emparejamientos de cuartos de final de la promoción a la categoría de plata, efectuado ayer en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, determinó que el segundo clasificado del grupo I –el equipo ferrolano– se enfrente al cuarto del grupo III –el cuadro tarraconense–. La eliminatoria comenzará este domingo en el feudo catalán –a falta de confirmación oficial, será a las 18.00 horas–, mientras que la vuelta se disputará en el estadio de A Malata –salvo cambio de última hora será el sábado 24 de mayo a las 17.45 horas–.
Que el Gimnàstic de Tarragona sea el primer rival del Racing en la lucha por ascender a la categoría de plata produjo reacciones de diverso tipo en el seno del club verde. Empezando por su presidente, un Isidro Silveira que reconocía no saber demasiado del cuadro catalán, pero que se mostró seguro de que “les va a costar, porque nosotros tenemos un buen equipo”. Pero también de boca del mánager de la entidad, Gerardo Molina, que recordó que “ilusión, trabajo y dirección” son las armas que tiene a su favor la escuadra de la ciudad naval para conseguir dar el salto a la categoría de plata nacional. 

exigencia
Los protagonistas del Racing sobre el terreno de juego se expresaron en una línea similar. Así, el técnico José Manuel Aira destacó el buen final de campeonato realizado por el cuadro catalán. En este sentido, habló de que la llegada de Vicente Moreno al banquillo le había hecho dar un “cambio radical”. De todas maneras, recordó la exigencia de un club con pasado reciente en Segunda y que dispone de jugadores con pasado más o menos cercano en Segunda División o, incluso, en divisiones superiores. Por eso, su idea es la de que la escuadra verde mantenga la humildad que lo ha caracterizado a lo largo de la temporada para que la eliminatoria llege con vida al partido de vuelta, el que se va a disputar en A Malata.
También habló el capitán del cuadro verde, Pablo Rey, que destacó que el Nou Estadi es “un buen escenario” para que el Racing puede hacer las cosas bien y se traiga un resultado positivo para el partido de vuelta que se jugará una semana después en el estadio de A Malata. Además, el centrocampista adelantó que la plantilla de la que forma parte está “motivadísima” y que ve la eliminatoria al cincuenta por ciento para los dos equipos. n

Tarragona, primera parada hacia Segunda