La oposición habla de fraude, traición y mentira en la política de Suárez

pleno en Ferrol
|

Solo Ciudadanos apoyó en su día la tasa que proponía el ejecutivo local tras haber suspendido la impuesta en el mandato popular y solo ahora la formación que lidera Ana Rodríguez Masafret,  se muestra satisfecha con esta nueva medida del gobierno, calificándola de “buena noticia” y valorando que se hayan dejado atrás “los egos partidistas” para que se pueda aprobar una tasa “vital para Ferrol”.

Los demás grupos han mostrado su indignación tanto por la noticia –no se convocó ninguna junta de portavoces ni comisión al respecto antes de dar a conocer el tema a la prensa– como por el contenido, que supone un paso atrás en las políticas del ejecutivo –para PSOE y BNG– y una demostración de la “gran mentira del alcalde”, para el PP.

La portavoz popular, Martina Aneiros, criticó el “pasotismo” del regidor durante meses antes de tomar esta decisión y aseguró que desde el mes de junio no ha habido más contactos para poder sacar adelante ninguna tasa. Con la decisión de ayer, apuntó, “se empieza a desmontar lo que decía el alcalde cuando hablaba de saneamiento sin tasa y criticaba la que ahora va a cobrar “.

El “fraude”, dijo Aneiros, “es el propio alcalde”, al hablar de cuestiones como remunicipalización cuando ha demostrado “hipocresía y falsedad” y aseguró que “manipuló y engañó a los ferrolanos para auparse como alcalde”.

Pese a que la tasa que ahora retoma el ejecutivo de Jorge Suárez es la que aprobó en su día el PP, Aneiros no considera que sea una victoria para su grupo, “porque hay un problema en el que nos ha metido Suárez y los ferrolanos han sido dañados por su irresponsabilidad”.

La portavoz socialista, Beatriz Sestayo, se mostró “perplexa” ante lo que considera un “xiro radical do discurso de Jorge Suárez na campaña electoral, contra a tasa de Rey Varela”. Una tasa que, cuando se aprobó en el anterior mandato, fue criticada por los grupos de la oposición, entre ellos el socialista, que también presentó alegaciones y recursos contra esta.

Beatriz Sestayo considera que Ferrol en Común y el alcalde están “desnortados” y aseguró que actualmente el regidor no tiene ninguna capacidad para “separar a súa xestión da de Rey Varela”. De hecho, la que fue su socia de gobierno al principio del mandato, cree que Jorge Suárez tendría que reflexionar sobre “a súa capacidade para dirixir esta cidade, xa que os únicos proxectos válidos no mandato están a ser os de Rey Varela”.

La edil socialista dice entender ahora “por que o alcalde non quería acudir aos tribunais respecto desa tasa”. La concejala recordó que cuando gobernaban FeC y PSOE comparecieron juntos para denunciar públicamente lo que había acontecido con la depuradora y lo que se quería hacer con la tasa y con las aguas de Ferrol. Por eso, califica de “insólita” la situación y, aunque apuntó que este hecho merece un análisis sosegado y profundo, ya manifestó que el gobierno que pretende llevar a pleno esta tasa “non contará obviamente co apoio do noso grupo”.

No fue menos crítico con el ejecutivo el portavoz del BNG, que siempre se opuso al concepto de tasa para hacer frente al saneamiento. Iván Rivas asegura que actualmente existe un gobierno “de concentración” de Ferrol en Común y PP en el que el primero no es más que “un xoguete en mans do Partido Popular”. Así, dijo, tras asumir una depuradora, el coste de los interceptores de la margen derecha, un convenio que debería asumir el estado y después de entregar la gestión a Emafesa, lo que hace ahora el gobierno es “lavarlle ao goberno de Rey Varela” con una tasa “inxusta”, en lo que supone “unha traizón á cidade”.

Para el BNG, el gobierno ha perdido la credibilidad y, en este sentido, asegura que la situación “non podía ser peor”, por lo que anuncia que iniciará una campaña contra la tasa, asegurando que “non hai outra alternativa que a movilización social” y apuntando que no se puede permitir que siga gobernando un Partido Popular en la sombra, con un gobierno que hoy no tiene “ningunha excusa nin disculpa”.

La oposición habla de fraude, traición y mentira en la política de Suárez