El BNG critica una política económica municipal que “reduce investimentos” y aumenta la deuda

|

El análisis de los datos de ejecución presupuestaria del 2014 que hace el Bloque Nacionalista Galego dista mucho del optimismo con el que presentaban sus cifras esta semana el alcalde y el edil de Economía y Hacienda. Para Iván Rivas, portavoz del grupo nacionalista, “a suposta estabilidade do goberno do Partido Popular está levando á cidade a unha situación social e económica que é inasumíbel”. Dice Rivas que se ha reducido la inversión y se ha incrementado la deuda bancaria “para nada”, en una política “que o que está a facer é acentuar a situación de gravidade social e económica que padecen os veciños”. Además asegura que se asumen “sen ningún tipo de crítica as decisións estatais e as desenvolvidas a través da Xunta de Galicia, que o goberno non só comparte plenamente senón que leva adiante dunha maneira absolutamente agresiva cos veciños”.
Iván Rivas criticó que el nivel de ejecución de los presupuestos de 2014, en el capítulo de inversiones, fuese del 50%, “nunha media ó longo do mandato do Partido Popular dun 46%”. Explicó que en el período de 2009 a 2014 se gastaron en este apartado 51,2 millones de euros y, de ellos, “o 62% corresponde ós anos 2009 e 2010”. Para el portavoz del BNG en el Concello, “o estado no que se atopa esta cidade é produto dunha política destinada a contraer todo o gasto en investimento e prestación de servizos públicos e en aumentar o gasto en amortización e pago de xuros e débeda que este goberno decidiu contraer para grande beneficio das entidades financeiras e para gran prexuízo dos veciños”. En este sentido, presentó unas cifras en las que la deuda a la llegada del PP al gobierno era de 25,18 millones, mientras que al cierre de 2014 es de 28. “Segue sendo superior a cando entraron e ademais en 2012 chegaron ós 33,8 millóns. E todo isto ó mesmo tempo que se reduciron os investimentos públicos dunha maneira gravísima”.
Rivas puntualizó que “na liquidación de 2014 as obrigas que están pendentes de pago son 7,8 millóns, que nada teñen que ver cos 10.415 euros dos que fala o goberno municipal. Además criticó la existencia de un remanente, “incomprensible”, de más de seis millones de euros.
Puso Iván Rivas como ejemplo de gestión municipal el Concello de Pontevedra (que gobierna el BNG), “que gasta en investimento público o dobre do que está a facer Ferrol” y señaló que la ciudad naval es la que menos euros gasta por habitante (710 euros) de las siete urbes gallegas.  “O que si se dispara en Ferrol son os gastos dedicados á externalización de servizos que podería prestar a administración local, que supón xa o 42% do gasto total do orzamento municipal”.
La subida de tasas a los vecinos en un “incremento constante ó longo de todo o mandato” fue otro de los aspectos que abordó el candidato nacionalista a la Alcaldía en rueda de prensa.
Además, como ejemplo de la crítica situación de Ferrol, repasó cifras de ocupación, actividad, inactividad o paro desde 2010 hasta el 2014, en el período de gobierno del PP con mayoría absoluta. “A taxa de paro era do 17,8 e agora é do 29,7%”, remachó Rivas.

El BNG critica una política económica municipal que “reduce investimentos” y aumenta la deuda