Sestayo reclama a las dos ediles que respeten los votos salidos de las urnas

|

La portavoz del grupo municipal del PSOE en Ferrol, Beatriz Sestayo, lamentó ayer que el consistorio ferrolano sea “protagonista” en el ámbito estatal por un caso de “transfuguismo” después de que la Ejecutiva local del partido en la ciudad decidiese expulsar del grupo municipal a dos de sus ediles, María Fernández Lemos y Rosa Méndez.
Sestayo realizó estas declaraciones ayer en el mercado de Caranza, lugar al que acudió para mostrar su apoyo a la reforma, uno de los puntos de fricción en la crisis que acabó con la ruptura del acuerdo de gobierno.
La líder del PSOE ferrolano volvió a acusar al alcalde, Jorge Suárez de ser “un tránsfuga en virtud al pacto antitransfuguismo” y aseguró que, en caso de celebrarse unas nuevas elecciones y en aplicación de este reglamento, “ni Jorge Suárez ni las concejales que han sido expulsadas del grupo municipal socialista podrían presentarse”.

dignidad
Sestayo también reconoció que confía “en que la dignidad vuelva al Ayuntamiento”. “Es una lástima que este municipio sea, a día de hoy, protagonista en distintos puntos de ámbito estatal por un caso de transfuguismo”, lamentó antes de pedir “como ciudadana” que se respeten los votos salidos de las urnas”.
La dirigente socialista también tuvo palabras para las dos concejalas que se presentaron en lista del PSOE en las elecciones de mayo de 2015 y que continúan todavía en el Gobierno de Ferrol, luego de que tanto el grupo municipal como la ejecutiva respaldaran el abandonar el bipartito.
“La traición a las siglas y aferrarse al cargo a costa de todo son conductas absolutamente reprochables de dos ediles que espero que rectifiquen, reflexionen y que los votos otorgados por ciudadanos socialistas vuelvan al Partido Socialista, ya que todo lo contrario es un golpe de estado a la democracia”, indicó, por lo que recordó que las ediles se presentaron por las siglas del PSdeG-PSOE.
Por su parte, el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, rechazó las acusaciones de la que fue hasta el pasado 26 de septiembre su primera teniente de alcalde y volvió a reiterar que “un tránsfuga es una persona que se marcha a otro grupo para variar un Gobierno y este no es el caso”. Además, insistió en que su objetivo es “aguardar a que resuelva el Partido Socialista en el sentido que decidan”. “Nosotros lo que queremos es conformar un equipo de Gobierno y el decreto de repartición de competencias está preparado para ser firmado y vamos a trabajar por esta ciudad”, señaló.
El regidor añadió que su intención es “no entrar en ningún tipo de enfrentamiento mediático, ni en el barro, con Sestayo”. “Ella puede decir lo que quiera, acudir a las instancias que deseé, como al Tribunal de la Rota, Estrasburgo o la ONU, ya que lo único cierto es que nosotros queremos gobernar esta ciudad, con tres personas que abandonaron el Gobierno y otras dos que continúan y con esos mimbres tenemos que hacer un ejecutivo que sea productivo para nuestra ciudad y en el que ya estamos trabajando”, indicó.

Sestayo reclama a las dos ediles que respeten los votos salidos de las urnas