La posibilidad de mantener el propano en Caranza se debatirá en el Parlamento

El BNG elevará al Parlamento una proposición no de ley sobre la transformación del gas | daniel alexandre
|

El BNG ha presentado en el Parlamento una proposición no de ley para su debate en comisión sobre el cambio de gas propano a natural en los barrios de Caranza y Esteiro, tras haberse acordado en el pleno del Concello por unanimidad posicionarse al lado de los usuarios y garantizar que puedan conservar este suministro los vecinos que así lo deseen, como reza en sus contratos.
Los concejales del BNG en Ferrol, Iván Rivas y Roberto Montero, presentaron ayer esta iniciativa a través de la cual se insta al gobierno gallego a que se denieguen las autorizaciones solicitadas por Gas Galicia para el proyecto de cambio de gas y para el cierre de las instalaciones de la planta de propano de Caranza. Asimismo, se reclama que con el fin de garantizar los derechos de los consumidores y ante posibles solicitudes de concesiones, se garantice el cumplimiento de los derechos de los vecinos a contar con el suministro que tienen actualmente en sus viviendas.
El portavoz municipal, Iván Rivas, explicó que en Ferrol hay dos asociaciones que integran la “Plataforma Propano Sí”, a la que han mostrado su apoyo y recordó que, además de las implicaciones económicas que puede tener el cambio de gas, se trata de una obligación “de libre competencia, que se está a vulnerar”.


Ahora se encuentra abierto un plazo de 20 días de exposición pública y, en este sentido, se instó a los afectados a que aleguen contra esta petición de instalación, ya que “o cambio supón vulnerar os seus dereitos”.
Aunque Rivas indicó que no hay constancia de que el Concello haya dado cumplimento a acuerdos plenarios como la realización de informes jurídicos o notificado los acuerdos plenarios a la Xunta, recordó que es obligación del ejecutivo personarse ante esta situación, como se determinó en pleno por unanimidad.
Una de las portavoces de la plataforma de afectados, Fina Deive, agradeció el apoyo facilitado por parte del BNG y el PSOE y recordó que el lunes, en horario de mañana y tarde, se atiende a los afectados en el centro cívico de Caranza.
El miércoles, a las ocho de la tarde, habrá, además, una reunión en el centro cívico para informar de la situación actual y en ella se espera contar ya con los documentos elaborados para que quien lo desee pueda formalizar su alegación.
Desde la plataforma se ha anunciado que se viajará a Santiago a revisar de forma directa el expediente que se encuentra a información pública.

La posibilidad de mantener el propano en Caranza se debatirá en el Parlamento