La Coordinadora Galega de Atención Primaria pide tratar cinco puntos “irrenunciables” para desconvocar la huelga

Los convocantes de la huelga en Atención Primaria ofrecieron ayer una rueda de prensa en Santiago | Xoán Rey (efe)
|

La Coordinadora Galega de Atención Primaria pidió ayer una “mesa de diálogo” al Sergas para abordar “cinco puntos irrenunciables” para poder desconvocar la huelga fijada para los días 9,10 y 11 de este mes, en la que esperan “un gran respaldo” de los profesionales.
En rueda de prensa, uno de los portavoces de la Coordinadora, Xosé María Dios, acompañado de tres representantes de sindicatos que convocan la huelga y de otros miembros de la entidad, advirtió de que solamente desconvocarán los paros si se abre una mesa para negociar “un nuevo modelo de Atención Primaria”.


Sus cinco puntos los fundamentan en “dos líneas rojas”: “Revocar las EOXI” y un aumento progresivo del presupuesto para Primaria, que “es la base para acabar con la precariedad”, abundó Manuel Martín, otro de los miembros de la Coordinadora.


En este sentido, avisaron de que “no van a ser los tres últimos días de movilización social” si no se abordan en una mesa de diálogo con el Sergas los cincos puntos que platean.


Los convocantes de la huelga para los días 9, 10 y 11 de este mes centran, en concreto, sus reivindicaciones en cinco puntos que pasan por un aumento de presupuesto progresivo para este nivel asistencial, la recuperación de las gerencias de Atención Primaria, un incremento de personal, terminar con la precariedad y “solucionar el conflicto” de los Puntos de Atención Continuada (PAC).


La representante de CIG-Saúde, María Xosé Abuín, incidió en que llegan a esta situación por el “desmantelamiento absoluto” de la Atención Primaria por parte del gobierno del PP, al que reprochó la “pérdida de profesionales”. “No se puede dar una asistencia de calidad sin profesionales”, sentenció Abuín, para añadir que la Consellería de Sanidade “tiene que reconocer el fracaso de su política y crear una mesa de diálogo” para “recuperar el consenso”.


En ello también coincidió Emilia Lamas de CCOO, que lamentó que “este conflicto ya se veía venir” e insistió en que “la Atención Primaria está en lucha”, nivel asistencial para el que reiteró la necesidad de “inversión” y “tiempo de consulta digno, como mínimo diez minutos” por paciente.


Por su parte, Javier Martínez de UGT criticó que “cada vez va a peor” y “nadie implementa ningún tipo de medida”. Por ello, se sumó a la reivindicación de cambios y más presupuesto a abordar en una mesa de diálogo “que diseñe la Atención Primaria del futuro”.

Mientras, el portavoz de la sociedad científica Agamfec, Jesús Sueiro, reiteró el “problema serio” en las consultas médicas. Sobre las 175 medidas planteadas por la Consellería de Sanidade a corto, medio y largo plazo para mejorar la Atención Primaria, Sueiro incidió en que “no hay medidas concretas” y se sigue “sin lo fundamental”. “La Atención Primaria tiene que tener un presupuesto blindado y no se puede dirigir desde un hospital”. “No necesitamos 150 medidas, sino las cinco irrenunciables”, sentenció Xosé María Dios.

 

La Coordinadora Galega de Atención Primaria pide tratar cinco puntos “irrenunciables” para desconvocar la huelga