Un Baxi Ferrol intratable logra una cómoda victoria

Abda ferrol en pabellon del quirinal. Avilés Maria Fuentes AVI
|

Como un vendaval pasó el Baxi Ferrol por el Complejo Deportivo de Avilés. A pesar de que la clasificación de uno y otro equipo indicaba que la contienda debía ser asequible para las de Lino López, el cuadro departamental se afanó en marcar esa diferencia desde el salto inicial para evitar que el ADBA pudiese llegar a tener la remota sensación de que podía inquietarlo.

Y por eso salieron las ferrolanas con el cuchillo entre los dientes, desplegando toda la intensidad de la que pueden hacer gala e imprimiendo una solidez a su defensa que incluso anuló algunas posiciones de su adversario. El resultado, un parcial de 1-16 que, visto lo visto, dejaba el choque prácticamente decidido cuando apenas se había disputado mitad del primer cuarto. 

Porque, en otra situación, esos quince puntos podrían haber sido pocos, pero visto lo visto sobre el parquet, ni el ADBA Avilés tenía los recursos para encauzar las cosas ni el Baxi Ferrol estaba dispuesto a realizar ni la más mínima concesión. Así que, con tal panorama, ambos equipos se acomodaron a los roles que les tocaban: las asturianas se prepararon para asimilar el torbellino que se les venía encima y las ferrolanas hicieron todo lo posible para, a pesar de tener todo de cara, mantener una intensidad constante, no bajar el ritmo y aprovechar la ocasión para seguir probando cosas, afianzando conceptos y afinando su juego de conjunto.

Diferencia
Y fue así como, amparado además por su superioridad física, el conjunto de Lino López hizo que su renta fuese subiendo, sin prisa pero sin pausa, ante un rival que hizo lo que pudo para que no lo borrasen del partido. De hecho, entre que unas aflojaron y las otras tiraron de tesón, los 17 puntos avilesinos en el último parcial hicieron que el marcador no fuese más escandaloso. 

El capítulo más delicado para el conjunto ferrolano fue el físico. Tamara Kapor respondió bien de las molestias en la rodilla que arrastra desde hace unas semanas pero, por el contrario, Dynn Leaupepe no pudo intervenir debido a un golpe en la espalda. Y, lo que es peor, Macy Miller, la “única” base natural con la que cuenta el equipo en ausencia de Marina Delgado, sufrió un esguince de tobillo en el tercer cuarto que le impidió seguir en cancha. Su evolución en los próximos días será la gran preocupación en la entidad departamental.

Un Baxi Ferrol intratable logra una cómoda victoria