Los cadetes de A Cabana lograron un nuevo título

La tripulación cadete de A Cabana, en uno de las pruebas territoriales de los últimos meses
|

 Por tercer año consecutivo, A Cabana salda su concurso en el Nacional de bateles con un título. La tripulación cadete de la entidad departamental subió ayer a lo más alto del cajón ratificando la proyección de una generación de remeros para los que es su segundo o, incluso, en algunos casos, tercer entorchardo nacional tras proclamarse anteriormente campeones de España infantiles en dos ocasiones. El club departamental vio redondeado su concurso con un meritorio bronce, obtenido en este caso por un grupo infantil que parece asegurar el relevo generacional.
El viento fue el gran enemigo de los remeros en Camargo en el transcurso de las finales de ayer. No pareció afectar, sin embargo, a los departamentales, que mantuvieron la iniciativa desde el largo inicial. Así, en la primera ciaboga, ya aventajaban en un segundo a otro de los grandes aspirantes, Cabo da Cruz.  El batel de A Cabana –formando por los hermanos Dani y Cristóbal Cenalmor, Álex López, Lucas Sanmartín, el patrón Adrián Laiño y Moisés Rodríguez como suplente– mantuvo un ritmo constante y ello le permitió seguir a la cabeza en el segundo viraje, en el que incluso habían aumentado un poco más la renta respecto a sus perseguidores. Lo peor estaba por llegar, pues en los últimos metros todas las tripulaciones echaron el resto. Al final, A Cabana cruzó la boya de meta en primera posición, con un registro de 6:55.49, medio segundo por delante de un Cabo da Cruz que apuró hasta el límite sus opciones. A continuación, Kaiku y Mecos, que pelearon por el bronce hasta la última palada.
La fiesta de A Cabana había arrancado minutos antes, con la disputa de la final infantil, en la que la tripulación ferrolana –Juan Míguez, Yago Gómez, Diego Paz, Carlos Mendizabal, el patrón Adrián Larino y el suplente Miguel Palacios– resultó muy competitiva a pesar de remar en la siempre complicada quinta calle. Solo los botes vascos de Bermeo y Orio se mostraron más en forma, dominando la prueba y entrando, por ese orden, en la meta. Los ferrolanos no tuvieron mayor problema para defender su bronce en los metros finales.
Por la mañana, fue el batel promesa femenino del Club del Mar de Mugardos el que, en la final B de su categoría, tuvo un destacado papel. Las de Ferrolterra fueron las más rápidas en una regata en la que, por detrás, concluyeron Hibaika y Tolosaldea.

Los cadetes de A Cabana lograron un nuevo título