Neda despide su Festa do Pan con buena afluencia de público a pesar de la lluvia

|

Cientos de personas abarrotaron ayer el paseo marítimo de Neda en la fiesta por excelencia del municipio, la referida a su pan. Aunque la lluvia estuvo presente durante todo el día de manera intermitente, nada impidió que vecinos y visitantes se acercasen a degustar raciones de empanada, churrasco, arroz –la organización estima que se repartieron unas 800 raciones de estos dos últimos platos– y dulce. También estaba instalada la carpa de la pulpería Carmiña y un puesto de jamones, y muchos aprovecharon para adquirir alguna pieza de pan en alguno de los cinco puestos locales –La Nueva, José Castro, La Gallega, Santa Rita y Paca Castro Romero– para su disfrute en casa.
Un total de 30 puestos se instalaron en el recinto pensado para la ocasión, entre los que se podía encontrar, además de productos de gastronomía, piezas de artesanía autóctona.
A las 12.30 horas, el grupo de teatro A Panadaría –nombre perfecto para la ocasión– fue el encargado de iniciar de manera oficial la XXIX edición de la fiesta con el pregón. Las tres integrantes de la compañía, ataviadas con albornoces y toallas para reírse del mal tiempo, hicieron referencias constantes a las características naturales y patrimoniales de la villa e incluso pusieron a prueba –de relativa facilidad– a su alcalde, Ángel Alvariño, con una cata a ciegas para ver si era capaz de distinguir, entre tres panes, cuál era el hecho en Neda. Como no podía ser de otra forma, el regidor superó el reto con éxito.
Areta, Noelia e Ailen también dieron su particular visión del fracaso de la Armada Invencible, ejército al que surtía de galletas marineras una panadería del municipio contratada por Felipe II, alegando que “non foi o pan, que foi a auga ardente”, la culpable de su “desfeita”. A Panadaría también reconoció a Neda como “a capital do trigo”.
El acto, al que acudieron la vicepresidenta de la Diputación de A Coruña, Goretti Sanmartín, y los alcaldes de San Sadurniño, Secundino García, y A Capela, Manuel Meizoso, junto con el equipo de gobierno de Neda, también se aprovechó para entregar los premios a los tres establecimientos ganadores de la Ruta do Pincho. Así, representantes de O Fumazo, Albarón y Chámame como Queiras recogieron sus galardones, al tiempo que se entregaron cheques por valor de 100 euros a tres personas elegidas al azar de entre las 115 que completaron la cartilla durante los días en los que se celebró el certamen. Las agraciadas fueron María del Pilar Veloso, María Luisa Meizoso y Paula Rodríguez Martínez.
Aunque las actuaciones previstas para la tarde tuvieron que ser suspendidas a causa de la lluvia, la celebración –declarada Festa de Interese Turístico de Galicia– se clausuró con un buen sabor de boca. l

Neda despide su Festa do Pan con buena afluencia de público a pesar de la lluvia