El granizo y una velocidad inadecuada causan una colisión múltiple en la AP-9

accidente AP 9 altura entrada Neda por el granizo
|

Cuatro vehículos se vieron implicados en un accidente de tráfico ocurrido ayer en la autopista AP-9, en el término municipal de Neda, que se saldó sin heridos de gravedad pero con cuantiosos daños materiales. Las causas del mismo fueron una fuerte granizada y la velocidad inadecuada, según informaron fuentes de la Guardia Civil de Tráfico.
El percance se registró en torno a las once de la mañana, cuando un turismo que salía del túnel de O Sartego se encontró con la calzada completamente cubierta de granizo y redujo la velocidad, siendo alcanzado por un segundo vehículo que lo alcanzó por detrás.
El conductor de un tercer coche logró frenar al percatarse de lo ocurrido, pero su vehículo fue golpeado por la parte trasera por un cuarto vehículo que no logró reducir la velocidad, por lo que, al final, también el que circulaba de tercero impactó contra el que le precedía.
El atestado fue instruido por agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Ferrol y algunos de los vehículos siniestrados tuvieron que ser retirados por la grúa, a causa de los graves desperfectos sufridos.
Algunas de las personas implicadas sufrieron lesiones que, en principio, no revestían gravedad.

Inundación
El agua y el granizo que cayeron sobre las once de la mañana también provocaron una incidencia en el municipio de Narón, que obligó a la Policía Local a movilizar a los bomberos del parque municipal de A Gándara.
La gran cantidad de lluvia que cayó durante unos minutos anegó completamente uno de los carriles de la carretera de Castilla, en las proximidades de la rotonda de Freixeiro.
Los bomberos estuvieron tratando de desatascar los sumideros, que no conseguían tragar toda el agua de la lluvia.
No obstante, no fue necesario cortar el tráfico en la zona, porque la incidencia se solventó en un breve espacio de tiempo.
También en relación con las inundaciones, la Policía Local de Narón ya retiró ayer las vallas  instaladas en la tarde del viernes cortando la circulación en el vial que enlaza la carretera de la Trinchera con el acceso a la autopista  en O Couto. La medida se había adoptado para evitar que los vehículos quedasen embarrancados, como ya ocurrió en otras ocasiones, en una zona en la que suele acumularse una gran cantidad de agua cuando hay lluvias torrenciales, como ocurrió estos últimos días.
La carretera en cuestión pertenece al Ministerio de Fomento y comunica el polígono de A Gándara con la AP-9 y la empresa Megasa, en la parroquia de Xuvia. n

El granizo y una velocidad inadecuada causan una colisión múltiple en la AP-9