Los “petauros del azúcar” llegan para convertirse en la mascota de moda

petauros del azucar
|

Son sociables, exóticos y parecen un peluche. Los petauros del azúcar son de la familia del canguro, provienen del sur de Australia y Nueva Guinea y, como su  familiar de mayor tamaño, tienen crías que acaban de formarse en una bolsa, donde son trasladadas por su madre hasta una edad juvenil.
Pero los petauros son mucho más asequibles como mascota. Son pequeños –alcanzan aproximadamente los 15 centímetros, con una cola de una longitud similar– y más semejan una ardilla voladora que un canguro o un koala.
Ahora, estos simpáticos animales han llegado a Ferrol, de la mano de Javier Lagoa Anca, propietario de la tienda de animales exóticos Fauna –en las inmediaciones de la plaza de Amboage– y, como explica este especialista, “tiene todos los ingredientes para convertirse en mascota de moda”, por lo que espera que los dos ejemplares de los que ahora mismo dispone en la tienda no duren allí mucho tiempo.
Los petauros del azúcar deben su nombre a su gusto por los alimentos dulces, aunque esta debilidad es precisamente un problema si no se tiene cuidado con su alimentación. Son animales planeadores, con dos membranas recubiertas de pelo que, en libertad, les permiten realizar grandes desplazamientos entre árboles. Necesitan actividad social y, aunque sus hábitos son nocturnos, les gusta interactuar.
Los petauros del azúcar son unos grandes desconocidos pero, pese a su exotismo, estos “peluches” pueden convertirse en fieles mascotas, eso sí, con el asesoramiento del experto.

Los “petauros del azúcar” llegan para convertirse en la mascota de moda