Puigdemont llama a “retomar la iniciativa” para la república al margen del Estado

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont EUROPA PRESS 30/10/2019
|

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont apeló a “retomar la iniciativa” para lograr el objetivo de la república, con una agenda “propia” soberanista y no la del “Estado represor”, sin esperar así la “imposible conjunción astral” de que haya un Gobierno que quiera negociar.

Puigdemont se dirigió, a través de videoconferencia, a la denominada Asamblea de Cargos Electos (ACE), que reunió por primera vez a unos 2.000 ediles, alcaldes, diputados y senadores, principalmente de JxCat, ERC y CUP, en el Palacio de Congreso de Cataluña, en Barcelona.

Puigdemont advirtió al Gobierno central y a La Zarzuela de que la sociedad catalana avanzará “por el camino central de la soberanía y no por el margen estrecho en el que los constitucionalistas” quieren, a su juicio, arrinconarlos. “No dejaremos de caminar pese a condenas, exilios, represiones y amenazas. Hoy somos más fuertes, más decididos y con más ganas de libertad que nunca”, recalcó Puigdemont, que agradeció la pluralidad y la voluntad de entendimiento de cargos electos de JxCat, PDeCAT, ERC y la CUP. Dos semanas después de la sentencia del Supremo a los presos independentistas, y justo cuando hace dos años de su decisión de viajar a Bruselas para quedarse a vivir en esta ciudad, censuró la actitud “represora” del Estado.

Persecución

“En las prisiones se acumulan personas de todas las edades perseguidas por un Estado que tiene tanta furia acumulada que no sabe cómo contener su función represora”, sostuvo el expresidente de la Generalitat, consciente de que han sido años complicados también para los cargos electos independentistas catalanes.

Según Puigdemont, muchos de estos cargos han notado el “aliento de la represión por haber opinado y aprobado cosas que incomodaban” al Estado, y llamó a combatir esta situación.

Además, cree que hay también una “represión de baja intensidad, diseñada para quedarse en la intimidad, para dar miedo y para hacer efectiva la autocensura” con el objetivo de abandonar.

Sin embargo, avisó de que la pluralidad de la ACE quiere dar una respuesta coral y transversal a la sentencia del Tribunal Supremo, además de pedir la libertad de los presos y la necesidad de “combatir esta represión latente que pretende fijar límites cada vez más reducidos y absurdos” en las instituciones catalanas.

Por ello, reclamó recuperar la iniciativa y retomar el camino para “construir república y avanzar en el reconocimiento de la república catalana”, algo que considera que deben ganarse interna y externamente.

Así, se dirigió a todos los catalanes que se movilizaron en contra del fallo del Supremo para afirmar que los cargos electos independentistas seguirán adelante: “Hemos escuchado su clamor, nos ponemos a andar con una agenda propia, a no seguir la agenda marcada por el Estado represor y a dotarnos de espacios donde tomaremos nuestras decisiones”. “Nos organizaremos para alcanzarlo, sin esperar la imposible conjunción astral de que el Gobierno entienda el diálogo, la negociación y el respeto al otro”, zanjó.

Durante el acto también se leyó una carta de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, que lamentó haber vivido “un juicio político con voluntad de escarmiento, en el que no ha importado la verdad”.

Negativa de Canadá

Por otro lado, Puigdemont apelará al Tribunal Federal de Canadá la denegación de la autorización para viajar a este país.

Las autoridades canadienses le han denegado la autorización de viaje electrónica (eTa, en sus siglas en inglés) por los cargos pendientes que Puigdemont tiene ante la Justicia española, según declaró el abogado canadiense del político, Stephane Handfield. Según la oficina del expresident, tras el rechazo del Gobierno canadiense a conceder la autorización de viaje, el equipo de abogados de Puigdemont “apelará esta decisión al Tribunal Federal de Canadá”, al considerarla “precipitada” y contraria al principio de presunción de inocencia.

Puigdemont, añade el comunicado, fue “invitado por la Societe Saint-Jean Baptiste de Montréal, entidad fundada en 1834 y una referencia en la defensa y promoción de la soberanía del Quebec y la defensa del francés como lengua común de los quebequeses”.

El expresident “agradece” el “apoyo recibido por parte de la sociedad quebequesa y canadiense, y en especial a la Societe Saint-Jean Baptiste de Montréal”, así como a la Asamblea Nacional del Quebec por “la moción aprobada” en el que muestra su “preocupación” por la sentencia del procés.

Puigdemont llama a “retomar la iniciativa” para la república al margen del Estado