El Depor salva el average

riki intenta deshacerse del marcaje del defensa osasunista arribas alfaquã­
|

Quien más y quien menos contaba con un puntito, al menos uno, en el partido de ayer. Lamentablemente el equipo se volvió de vacío con una derrota dolorosa y con un gol que al menos salva el average particular, ya que en A Coruña Osasuna cayó por 2-0. La ‘victoria’ es haber salido de este encuentro con la diferencia de goles particular a favor que, en caso de empate, pondría siempre al Depor por encima del cuadro pamplonica. Pero la realidad actual la marca la derrota. El equipo deportivista se fue del Reyno de Navarra con la sensación de que podría haber conseguido más que caer por la mínima

El choque comenzó con los parámetros esperados. Los dos equipos tomaron sus medidas y se posicionaron sobre el terreno de juego con la primera idea muy clara, no encajar.

El primer acercamiento fue de Riki, a lo que respondió el cuadro local con un disparo de Cejudo. Contestó el de Aranjuez con una nueva jugada e hizo lo propio el cuadro rojillo. Era el minuto 13 y las ocasiones eran tímidas. En el 19 a punto estuvo de ‘liarla’ Zé Castro con un balón cruzado que se iba a un rival cuando el portugués trataba de sacar la pelota en jugada desde la zaga. Una nueva pérdida, esta vez de Assunçao, ponía a los osasunistas en el camino de la oportunidad del gol, mientras que el ataque coruñés apenas proponía nada.

A los 25 minutos, en un claro fuera de juego, llegaba el primer gol del encuentro. Kike Sola recibía en posición antirreglamentaria y en un remate con no pocas dosis de suerte, marcaba el 1-0.

El Deportivo intentaba sobreponerse mientras que los locales empezaban con el repertorio de faltas para frenar el ímpetu de los coruñeses. El partido se jugaba a pelotazos y no había claridad como para trenzar una acción con tres pases seguidos.

La única opción de marcar en los instantes finales del primer tiempo fue para el Osauna, con un córner que hizo pasar apuros a la defensa herculina. Con la victoria local se llegaba al tiempo de descanso. En algunas imágenes se veía cómo Domingos pataleaba en el banquillo ante los errores de sus jugadores. Aún le quedaban otros 45 minutos para seguir mostrando su enfado.

El entrenador portugués fue el primero en acudir a su banquillo para intentar dar la vuelta al adverso resultado. A los 53 minutos retiró a André Santos y dio entrada a Nélson Oliveira.

Sin embargo fue el conjunto local el que volvió a disparar y acertar en la diana. En el 60 se producía una falta en la frontal. Todos los deportivistas estaban juntos sobre la corona del área, muchos mirando hacia su portero y no hacia los rivales. Lolo no pidió barrera, mandó la pelota rápida hacia Nino, que entraba por la derecha, recibiendo la pelota y marcando el 2-0 con los coruñeses protestando. Era completamente legal, los herculinos picaron, cayeron como pardillos y encajaron la sentencia.

Con el 2-0 Nélson Oliveira gozó de dos claras ocasiones, solo ante el portero, y en ambas, minutos 72 y 77, envió la pelota al cancerbero. Ver para creer en un jugador de la calidad del portugués. Aún así el equipo lo siguió intentando. Domingos dio entrada a Camuñas y Valerón para tener más llegada. En los minutos finales el Deportivo encerró al Osasuna en su área, hizo el mejor tramo del partido, y fruto de la insistencia, eso sí, con poca suerte, las jugadas de ataque fueron llegando.

Con el tiempo cumplido Pizzi mandó un centro al primer palo y Camuñas tocó lo justo para hacer el 2-1. Es el consuelo que queda del choque, haber salvado el tanteador particular entre los dos equipos. Nunca se sabe qué puede pasar al final de una temporada que se antoja complicada hasta su conclusión.

El Depor salva el average