Casi un 20% de la población de las tres comarcas supera los 65 años

fotos población Ferrol
|

Los datos del Padrón Continuo que ayer hizo públicos el Instituto Nacional de Estadística ponen de relieve que un 19% de los habitantes de las tres comarcas –Ferrol, Eume y Ortegal– superan los 65 años de edad, un porcentaje que cae a la mitad para la población menor de 16 años, que representa apenas un 9,6% del total.  
El estudio del INE, que se realiza con datos del 1 de enero de 2014, cifra el número de habitantes de la zona rondando los 200.000 (199.090), de los que 37.922 están en edad de jubilación y 19.195 no alcanzan la necesaria para trabajar.
En el caso de la ciudad cabecera de comarca, de los 70.389 habitantes que registra el INE 18.102 tienen más de 65 años, lo que eleva hasta un porcentaje del 25,7% del total el número de personas de este grupo de edad, muy superior al existente en el conjunto de la zona. Los menores de 16 años son 8.298, un 11,7% del total –también en este caso por encima de la media en las comarcas–.
Los datos del INE recogen también el número de extranjeros censados en los ayuntamientos, que está disminuyendo globalmente como consecuencia de la crisis y los elevados índices de paro y que alcanza en la actualidad las 4.505 personas. El índice se sitúa en el conjunto de las tres comarcas en un 2,2% y solo alcanza niveles superiores en determinados ayuntamientos, como es el caso de Cedeira, con un 3,7%.
En términos absolutos, el colectivo de inmigrantes más importante es, lógicamente, el de Ferrol, donde residen 1.827 personas extranjeras. Aun así, esta cifra ha venido disminuyendo significativamente en los últimos años. A continuación figura la segunda ciudad más poblada, Narón, con 890, seguida de Cedeira (429), Fene (188), As Pontes (201),  Ortigueira (154), Pontedeume (152), Cariño (114) Ares (95) y Valdoviño (94). El resto de extranjeros en los municipios de las tres comarcas es meramente testimonial.

más jóvenes
Sin embargo, si entre la población española el segundo grupo más numeroso de edad tras el comprendido entre los 16 y los 64 años de edad es en todos los ayuntamientos sin excepción el de mayores de 65, entre los inmigrantes se da la tendencia inversa. Teniendo en cuenta que la presencia de extranjeros en Ferrolterra es un fenómeno relativamente reciente –la emigración se ha orientado fundamentalmente hacia las capitales y las zonas más industrializadas– son pocos los mayores de 65 años que residen en estos ayuntamientos y el segundo grupo de edad tras el que está en edad laboral es el de menores de 16 años. Las únicas excepciones a esta regla son A Capela, donde hay 13 personas extranjeras de entre 16 y 64 años y un mayor de esta edad, pero ningún joven; Mañón, con 22 residentes del grupo mayoritario, cuatro mayores de 65 y solo un menor de 16;  San Sadurniño (24 de 16 a 64, dos mayores de 65 y solo un menor de 16); Moeche, donde los mayores y los más jóvenes están igualados con tres miembros cada uno frente a los 32 en edad de trabajar; y Pontedeume, donde ocurre lo mismo que en Moeche pero con 15 personas en los colectivos minoritarios y 122 en el mayoritario.
Así pues, aunque parezca que el relevo generacional depende en buena medida de la población inmigrante, teniendo en cuenta su escaso peso en el conjunto no son datos muy esperanzadores. En cualquier caso, el número de jóvenes procedentes del extranjero que reside en las tres comarcas es de 709, lo que representa un 15,7% del total, un porcentaje abrumadoramente superior al que se registra entre los españoles. En cuanto a los mayores de 65 años  es de 204, lo que representa un 4,5% del total de extranjeros, muy por debajo del que se reseñaba en el caso de los españoles.

Casi un 20% de la población de las tres comarcas supera los 65 años