La plantilla de Leche Celta en Campolongo paraliza la factoría con una protesta de cuatro horas

La factoría estuvo paralizada desde las 12.00 hasta las 16.00 horas | j. meis
|

Cerca de un centenar de trabajadores de la planta de Leche Celta en Pontedeume secundaron ayer el primer paro reivindicativo de cuatro horas que llevarán a cabo semanalmente hasta el 2 de diciembre.
Tras casi un año de negociaciones con la dirección de la empresa para alcanzar un convenio propio para el centro, la parte social ha decidido iniciar estas medidas de presión para conseguir, entre otras demandas, una subida salarial de un 25% respecto a lo que perciben actualmente por el convenio estatal del sector lácteo –1.000 euros mensuales– y que afecta 70% de los trabajadores.
Los delegados de la CIG, insistieron ayer durante el paro en que estas demandas se hacen en base a los buenos resultados económicos que arroja la empresa. “No podemos permitir que una empresa que da beneficios aumente en un 3,5% el gasto en personal de dirección y reduzca en un 0,4% el gasto en trabajadores”.

La plantilla de Leche Celta en Campolongo paraliza la factoría con una protesta de cuatro horas