El Racing juvenil, en marcha

|

La preparación para el retorno a la máxima categoría nacional de edad juvenil, la División de Honor, empieza esta mañana para el Racing con la realización en A Malata de unos test de carácter físico. Será mañana, en A Gándara, cuando se inicie el trabajo de campo a través de cinco semanas, en las que el grupo entrenado por Manel Fernández, ayudado por Fran Caínzos y con Jesús Pita como encargado de la parte física, intentará llegar en las mejores condiciones al arranque liguero, previsto para el primer fin de semana y en el que el cuadro verde recibirá al Racing de Santander.
El ferrolano será uno de los ocho equipos gallegos –de un total de 16– que habrá en el grupo 1. Y su intención es la de eludir las cuatro últimas posiciones, que son las que condenan el descenso para, por una parte, mantenerse en la elite nacional de la categoría y, por otra, hacer que el salto de los jóvenes canteranos al primer equipo sea menos brusco. A eso ayudará también la exigencia que se espera en esta categoría, en la que juegan algunas de las mejores canteras de España –en el grupo 1, por ejemplo, están la de Deportivo, Celta, Sporting de Gijón, Oviedo o Racing de Santander–.

Continuidad
El Racing hará frente a esta temporada manteniendo la base de la plantilla que la campaña pasada logró el ascenso. Seis de sus integrantes están realizando la pretemporada con la primera plantilla –el portero Álex Regueira, los defensas Alberto Rodríguez e Iván Pérez, los centrocampistas Sergio Otero y Edu Blanco y el delantero Luis Chacón–. Por eso, en esta fase de pretemporada trabajarán con el primer equipo juvenil los jugadores del segundo conjunto racinguistas de esas edad: David Beade, Caio Correia, Alex Cuende, Mario Filgueira, Sergio López y Brais Yañez. Pero para el entrenador del cuadro verde, Manel Fernández, esta continuidad supone un avance muy importante de cara a la formación de la escuadra que va a competir en la liga.
A la espera de saber cuáles van a ser los partidos que se van a disputar durante esta pretemporada, el equipo ferrolano trabajará casi todos los días para llegar en las mejores condiciones al comienzo del campeonato liguero. A pesar de la ausencia de los seis jugadores que están trabajando con el primer equipo a las órdenes de Emilio Larraz, el preparador de la escuadra juvenil reconoce que esta circunstancia no afecta a la preparación de su escuadra para la temporada. De hecho, insiste en que la intención de los conjuntos de las categorías de formación es poner los medios para que los jóvenes jugadores puedan llegar a la primera plantilla, algo que pretende conseguir con varios de ellos a lo largo de la presente temporada. l

El Racing juvenil, en marcha