Sánchez consigue el apoyo para la prórroga pese al aumento de críticas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez | ep
|

El Gobierno de Pedro Sánchez logró ayer un amplio respaldo del Congreso para decretar una tercera prórroga del estado de alarma de otros 15 días a pesar de que la oposición es cada vez más crítica con la gestión de la crisis.

Los 269 votos a favor, provenientes del PSOE, PP, Unidas Podemos, Cs, PNV y casi todos los partidos minoritarios, superaron holgadamente los “noes” de Vox y de la CUP, a los que se unió el pasado lunes la formación independentista catalana de JxCat.

A excepción del PSOE y de Unidas Podemos, los partidos que forman el Gobierno de coalición, lanzaron numerosos reproches  a la gestión del Gobierno.

El líder del PP, Pablo Casado, pidió al presidente que no mienta y que reconozca sus errores, en tanto que el PNV se centró en la manera con la que tomó algunas decisiones, como la de permitir a los niños de hasta 14 años que salgan a dar paseos.

Cs advirtió que su respaldo no puede considerarse un cheque en blanco y otras formaciones como Más País o Compromís demandaron más contundencia en la puesta en marcha de un nuevo modelo fiscal o en el blindaje de la sanidad pública.

Asimismo, uno de los aspectos de los que han hablado prácticamente todos los portavoces ha sido de la necesidad de un pacto por la reconstrucción del país tras la crisis del coronavirus.

Tanto el PSOE como el PP, con el aval de Sánchez, quieren que la comisión parlamentaria empiece la semana que viene.

Nada más acabar la sesión de control, tanto la portavoz socialista, Adriana Lastra, como la popular, Cayetana Álvarez de Toledo, se dirigieron a los demás grupos para sondear la viabilidad de la citada comisión.

Obtenida la autorización del Congreso, el Consejo de Ministros aprobará en su próxima reunión el decreto ley con las condiciones en las que se desarrollará esta nueva etapa, esencialmente las mismas, menos las que conciernen a los niños y sus salidas a la calle junto a un adulto.

Esta es la tercera prórroga que avala la Cámara Baja desde el 15 de marzo, cuando el Gobierno declaró el estado de alarma para frenar la cadena de contagios.

 

“Desescalada lenta”

Sánchez auguró una lenta y gradual desescalada, que fijó a partir de la segunda mitad de mayo, de las medidas adoptadas para hacer frente al coronavirus. Un proceso que, subrayó,  hay que afrontar evitando pasos en falso.

Sánchez, en su comparecencia de ayer ante el pleno del Congreso, aprovechó para pedir que los pactos de reconstrucción que está impulsando en el ámbito nacional se trasladen también a comunidades y ayuntamientos “gobierne quien gobierne”.

Ante la prórroga, subrayó que esta era la primera vez que la pedía pudiendo vislumbrar cómo podría ser la vida una vez superada la fase aguda de la crisis.

El presidente dejó claro que hay que evitar pasos en falso y no se va a correr ningún riesgo que devuelva a la situación anterior, y garantizó que España seguirá en todo momento los criterios de la Organización Mundial de Salud para afrontar la nueva fase.

Con ese horizonte de desescalada en la segunda mitad de mayo, explicó que se irán modificando las condiciones del estado de alarma y siempre con la misma premisa de mantener a salvo el sistema de salud.

La prudencia es la que explicó que llevó a tomar su decisión inicial para aliviar el confinamiento de los menores de 14 años, aunque justificó la rectificación que les permite salir a la calle en que el Gobierno “escucha” .

Sánchez consigue el apoyo para la prórroga pese al aumento de críticas