Pontedeume contará con otro albergue de peregrinos en instalaciones del Arzobispado

La firma del convenio de cesión entre el ecónomo Fernando Barros y el empresario Mario Torres | archicompostela
|

Pontedeume contará en breve con una nueva alternativa de hospedaje para los peregrinos que lleguen a la villa eumesa. Y es que el pasado 18 de octubre el Arzobispado firmó un convenio ce colaboración con la firma madrileña Caminamos Contigo SL. Se trata de una compañía que se encarga de gestionar alojamientos turísticos y cortas estancias.

La entidad eclesiástica compostelana arrendará la Casa de Retiros Espirituales de Pontedeume para dedicar estas instalaciones y finca a albergue de peregrinos así como espacio para el desarrollo de actividades vinculadas al Camino de Santiago.

El contrato de arrendamiento suscrito en la sede del Arzobispado por el ecónomo diocesano Fernando Barros Fornos y el respresentante de la citada empresa, Mario Torres, tendrá una duración de 25 años

De conformidad con el acuerdo suscrito entre ambas partes, los trabajos de acondicionamiento de las instalaciones deberán estar finalizados antes del 1 de abril de 2020. El coste de las referidas obras correrá por cuenta del arrendatario, así como la gestión del espacio.

Asimismo, la firma Caminamos Contigo SL también se compromete por medio del referido convenio a facilitar al Arzobispado la disponibilidad y uso de un número de habitaciones que se necesite a fin de que puedan alojarse en el albergue los miembros de la Iglesia para la celebración de retiros espirituales y otras actividades pastorales tal y como se venía haciendo hasta ahora.

Espacio público

Este nuevo albergue privado se sumará al público que ya hay en la zona portuaria de la villa, dando respuesta así a una demanda de hospedaje creciente, que se verá multiplicada de cara al próximo 2021.

El albergue público municipal ofrece una veintena de plazas sin posibilidad de reserva. Se cobra a cada peregrino 5 euros por noche y el único requisito para hacer uso de las instalaciones es aportar la credencial de peregrino. El espacio está dotado de servicios básicos como duchas con agua caliente, aseos, camas, botiquín, comedor, sala de reuniones, terraza y también se ofrece la posibilidad de cargar el móvil. Sin embargo no cuenta con otros servicios más completos como zona de cocina, lavandería o sistema de calefacción, entre otros.

Pontedeume contará con otro albergue de peregrinos en instalaciones del Arzobispado