Se cumple un mes del crimen de Cabanas sin que se hayan practicado detenciones

asesinato en lavandeira
|

Cuatro semanas después de la aparición del cadáver de Elisa María Abruñedo en una pista forestal situada a escasos metros de su domicilio, en la parroquia cabanesa de Lavandeira, la Guardia Civil continúa investigando el caso y se muestra confiada en su resolución, si bien todavía no se ha practicado ninguna detención. La terrible coincidencia de este suceso con el de la niña de Santiago Asunta Basterra ha supuesto un plus de trabajo para los especialistas de la Policía Judicial de la Guardia Civil, que ahora se volcarán de nuevo en el esclarecimiento del crimen de Cabanas en el que, precisan, nunca se ha dejado de trabajar.
La labor que ahora se está desarrollando consiste básicamente en cotejar datos y en efectuar indagaciones y comprobaciones que se espera puedan dar fruto en breve, si bien desde la investigación no se quiere precisar en qué aspectos del caso se está trabajando y se considera preferible mantenerlos en secreto.

el alcalde pide cautela
Mientras tanto, en Cabanas, superada la conmoción inicial, los vecinos continúan preocupados, sobre todo a la espera de que se aclare quién o quiénes son los autores de la muerte de Elisa Abruñedo. El alcalde, Germán Castrillón, aseguró que le consta que la Guardia Civil continúa desarrollando su labor para esclarecer el crimen y entiende que se mantenga el secreto de sumario. “No debemos interferir, hay que ser cautos y desear que se solucione cuanto antes”, apunta.
Si en un primer momento la gente era reacia a caminar por determinadas zonas del municipio, esta costumbre se ha retomado, asegura Castrillón, aunque lo más frecuente son los grupos de tres y cuatro personas.
Por lo que se refiere a la familia de la víctima, con la que el alcalde se mantiene en contacto, indica que “están rotos” y expresa su preocupación especialmente por los padres de la fallecida, personas ya de edad avanzada “que lo están pasando muy    mal”. n

Se cumple un mes del crimen de Cabanas sin que se hayan practicado detenciones