El Ayuntamiento de Vigo y el Puerto se enzarzan por la responsabilidad del derrumbe

|

Seis personas siguen hospitalizadas por el derrumbe de una plataforma en Vigo durante un concierto en el festival de O Marisquiño, un accidente que provocó el cruce de acusaciones entre las administraciones y cuyas causas deben aclarar unas indagaciones, judiciales y particulares, que ya comenzaron.
El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, está convencido de que el desplome de la plataforma acabará tratándose en un juicio, puesto que “aquí va a haber que indemnizar a los afectados” y determinar, por ende, las competencias.
En ello cree firmemente el responsable del puerto, que señaló que este caso “acabará probablemente en el juzgado”, en una suerte de causa centrada en la responsabilidad civil, “y ahí se verá quién tiene razón”.
López Veiga confesó que no le gustan las responsabilidades compartidas, ni con el Ayuntamiento ni con otra institución, porque siempre se acaba discrepando, aunque sea “cordialmente”, como sucedió ahora con el alcalde de la ciudad, el socialista Abel Caballero, que habló de un “colapso estructural” achacable al ente el portuario.
Y el titular del Puerto indicó que ellos mismos iniciaron sus indagaciones, comenzando por la parte documental, y que se elaborará un detallado documento para el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tal y como pidió, y para Puertos del Estado.

Convenio
“Es un poco nuestra visión objetiva de los hechos. Lo primero que hay que estudiar es por qué ha pasado esto, el punto de partida. Y luego habrá que ver las responsabilidades. Nosotros tenemos nuestro punto de vista, que discrepa totalmente del Ayuntamiento, pero bueno”, deslizó, y dejó  caer igualmente que hay un convenio que “marca las responsabilidades sobre el mantenimiento”, máxime de una zona rescatada e incorporada al proyecto de abrir Vigo al mar.
En el caso del certamen en el que se produjo el desplome, dijo que compete a los organizadores y al consistorio determinar si la zona es adecuada para el uso que se le quiere dar, mientras que el Puerto “lo único que hace es poner la superficie a disposición”, exclusivamente, y no puede hacerse cargo de ninguna otra cuestión, tampoco de los efectos de un espectáculo con saltos, porque “hay por ahí el fenómeno de la resonancia, es un fenómeno que existe, y lo tiene que determinar el que hace el espectáculo”.
Por su parte, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, insistió en que “la zona del hundimiento es zona portuaria” y que ellos cumplieron “estrictamente” la ley.
 Caballero señaló que, días antes del festival, hubo una reunión con presencia de bomberos, Policía y técnicos, sin que nadie pusiera ninguna “objeción” a la seguridad.
Así lo trasladó el regidor en una rueda de prensa, en la que repitió que la zona colapsada es de responsabilidad “exclusiva” del Puerto, dado que tiene uso portuario náutico deportivo. Asimismo, ha repetido que “lo que se hundió no fue un paseíto de madera, sino una gran estructura de hormigón”, de construcción anterior al proyecto de ‘Abrir Vigo al mar’, y que “no está en ningún convenio” de mantenimiento.
En todo caso, Abel Caballero señaló que, con respecto a la celebración del evento, la responsabilidad del Ayuntamiento se restringe a la exigencia de un plan de autoprotección a la empresa organizadora. La empresa lo entregó y, según indicó el alcalde, “se hicieron las comprobaciones” para determinar que el documento era correcto.
Además, añadió, el 24 de julio pasado, en el Edificio de Sesiones del Puerto, se celebró una reunión con responsables portuarios, de bomberos, de Policía Local y Nacional, de la organización del festival y otros efectivos, para evaluar cuestiones de seguridad de O Marisquiño, “sin que hubiera ninguna objeción”.
Por otra parte, el regidor olívico rechazó las críticas del PP sobre la responsabilidad en el mantenimiento de la zona siniestrada, y denunció que tanto Feijóo como Rueda, así como la portavoz del PP en la ciudad, utilicen en sus argumentaciones “no un criterio institucional, sino de partido”. “Intentan hacer política partidaria pura y dura, usan el criterio del PP para ver si causan daño político”, argumentó.
En esa línea, Caballero a afeado a los populares que “su gran preocupación no son las víctimas, sino la ventaja política como partido”, e insistió en que el presidente de la Xunta debería haber acudido en la madrugada del lunes al lugar del accidente. “Tenía que haber venido, como estuve yo, dirigiendo todas las operaciones”, proclamó Caballero. l

El Ayuntamiento de Vigo y el Puerto se enzarzan por la responsabilidad del derrumbe