El gobierno no intervendrá por el momento el aparcamiento subterráneo de Porta Nova

Parking de Portanova
|

Los empleados del párking del centro comercial Porta Nova se reunieron ayer con el concejal de Promoción Económica, Felipe Sas, para exponer la situación en la que se encuentran, tras comunicarles la empresa Portanova Park que no podrá hacer frente al pago de sus nóminas.
 Un paso más en el lento pero progresivo desgaste que la concesionaria viene sufriendo desde hace casi una década, debido, esencialmente, a la falta de afluencia al centro comercial, que también sufre su particular crisis. En la reunión con el representante municipal, el trabajador Agustín Veiga explicó a Sas que no saben cuándo volverán a cobrar e insistió en que la empresa no respeta el convenio.
El edil socialista aseguró a Diario de Ferrol que se reunirán con ambas partes, empresa y empleados, para intentar buscar una solución al desencuentro. 
La firma concesionaria responsabiliza en parte al concello de la situación, “por la falta de diligencia con los automóviles que hay mal estacionados en las inmediaciones del párking subterráneo”.
Desde el gobierno local no rehuyen su competencia, pues se trata de una propiedad municipal, pero afirman que “de momento” le corresponde a la 
empresa gestionar estos incovenientes. “Todavía es pronto para una intervención municipal. Hay que analizar la situación jurídicamente”, dicen desde el consistorio, pero no se descarta, en un escenario de insolvencia, rescatar la concesión y volver a sacarla a concurso.

El gobierno no intervendrá por el momento el aparcamiento subterráneo de Porta Nova