El juzgado de lo penal número 2 exige acabar con el déficit de personal que sufre desde 2004

Los trabajadores de ambos juzgados de lo penal, así como procuradores y abogados, secundaron este acto de protesta
|

Los trabajadores del juzgado de lo penal número 2 de Ferrol han reiterado sus denuncias sobre la sobrecarga de trabajo que tienen que afrontar diariamente debido a un déficit de plantilla endémico en este juzgado, ya que, según explicaron, “nació con una plantilla raquítica y recortada respecto al resto de Galicia”.

Los afectados escenificaron esta protesta en la propia sede judicial con el apoyo de los funcionarios del penal 1, el juez decano de Ferrol, Javier Tudela, las magistradas de ambas instancias, las secretarias, así como los colegios de abogados y procuradores.
Como han venido reivindicando históricamente, reclaman que, al menos, se igual el ratio de plantilla respecto al otro juzgado de lo penal de Ferrol, para lo cual sería necesario incorporar a un tramitador y a un auxilio judicial. “En una plantilla tan corta como esta, con solo ocho personas trabajando, estos dos puestos suponen contar un ratio de trabajo un 20% superior al otro juzgado de lo penal” de la ciudad y “un 40% mayor que la carga de trabajo que tienen en Pontevedra”, explicó Pablo Valeiras, del sindicato Alternativas na Xustiza-CUT.

Los afectados detallaron que el efecto más inmediato de este déficit de personal, además de la excesiva carga de trabajo, es que algunos funcionarios tienen que asumir funciones que no les corresponden para poder sacar adelante el trabajo. “Si no es por la voluntad y el esfuerzo de los trabajadores, este juzgado sería un caos”, incidieron desde el ente sindical, quienes recordaron que el trabajo realizado aquí afecta a la labor diaria de procuradores, abogados, jueces y que ello repercute en el funcionamiento de la justicia para el ciudadano.

Desprecio de la Xunta
Estos funcionarios ya han hecho llegar sus protestas tanto a la Xunta como a la Dirección Xeral de Xustiza en innumerables ocasiones, según ellos mismos explicaron, pero consideran que los responsables políticos de esta situación han mirado para otro lado, abundando aún más en la “discriminación” en la que consideran que están inmersos.

“La administración simplemente nos contestó que la carga de trabajo para este juzgado número 2 les parecía normal”, señalaron desde Alternativas na Xustiza-CUT, lo cual calificaron como “un desprecio absoluto” por los ocho trabajadores.

Por todo ello, advierten a la Xunta y a la Dirección Xeral de Xustiza que no van a seguir consintiendo este agravio respecto a otros juzgados. “Hemos sido demasiado laxos durante 13 años y no aguantamos más. Hoy es un SOS, mañana será una exigencia y esto irá a más”, reiteró Pablo Valeiras, portavoz del sindicato, durante el acto reivindicativo. l

El juzgado de lo penal número 2 exige acabar con el déficit de personal que sufre desde 2004