La polémica con Narón, al rojo vivo

|

El Ayuntamiento de Narón no se quedará de brazos cruzados ante los acuerdos adoptados en el pleno de ayer en Ferrol para que sea Emafesa la empresa que se ocupe de la gestión y explotación de la red de saneamiento. La corporación de aquel municipio –con excepción del PP, que se abstuvo– decidió ayer facultar al alcalde, Xosé Manuel Blanco, para adoptar cuantas actuaciones y recursos administrativos o jurisdiccionales se estimen necesarios para hacer frente a los citados acuerdos.

El Concello naronés defiende que la gestión debe ser supramunicipal, tal y como figura en el convenio suscrito entre Gobierno, Xunta y ambos Ayuntamientos en 2012.  El alcalde, Xosé Manuel Blanco, aseguró ayer que solo se celebró una reunión para abordar esta cuestión –en julio de 2013– y que desde entonces no hubo ninguna comunicación oficial del Concello de Ferrol con respecto a la gestión del saneamiento, aunque este tema sí fue objeto de varias reuniones entre las empresas que gestionan el agua en ambos municipios –Emafesa y Cosma– para abordar la posible creación de un ente supramunicipal. Sin embargo, no llegó a presentarse a Narón informe jurídico alguno al respecto y el alcalde asegura que se enteró de las intenciones de Ferrol a través de los medios de comunicación.

Por su parte, el alcalde ferrolano indicó que ha habido meses de negociaciones para  tratar los costes del servicio que, según su versión, fueron consensuados por Augas de Galicia, Emafesa y Cosma. El regidor ferrolano señaló que se ha respetado el deseo de Narón de incorporarse en junio de 2015 a la red depurativa pero aseguró que “lo que no vamos es a esperar ni un mes más, porque los ferrolanos no vamos a pagar ni un céntimo más que Narón, tal y como venía sucediendo con otros convenios de gestión del agua anteriores”.

Precisamente a este tema aludió también en el pleno de Ferrol el concejal de Economía, Alejandro Langtry, que no dudó en afirmar que “la experiencia que tiene este Concello de colaboración con Narón es mala”. Aludió a que los vecinos de este municipio pagan el agua más barata que los de Ferrol y que eso supone 250.000 euros de más que abonan los habitantes de la ciudad naval “porque Narón no paga lo que debe, pero eso no nos va a volver a pasar”.

A la polémica abierta con Narón se aludió en varias ocasiones durante el pleno ferrolano. La propuesta defendida por la portavoz socialista, Natividad González Laso, era que en tanto Narón no se incorpora al saneamiento, los costes fijos que corresponderían a este municipio sean asumidos por la Xunta y no se incluyan en la factura que se pasará a los  ferrolanos, aunque el gobierno no modificó sus planes.

En el capítulo de ruegos y preguntas, el exalcalde socialista y actual concejal Vicente Irisari pidió que se reconduzcan las relaciones con el Ayuntamiento de Narón y prudencia en las declaraciones porque ambos municipios se necesitan. El alcalde insistió en que debe defender los intereses de Ferrol y que estos no tienen por qué ser siempre coincidentes con los del municipio vecino.

La polémica con Narón, al rojo vivo