La Armada ofrece a Australia un nuevo despliegue de un buque logístico

Copia de Diario de Ferrol-2013-12-12-003-e302e8b8
|

La Armada española ha ofrecido recientemente a la Marina australiana la posibilidad de realizar “en un futuro” un nuevo despliegue de uno de sus buques logísticos –el “Patiño” o el “Cantabria”– si, ante la previsión de otro periodo de carencia de este tipo de unidades, así lo solicitara el Gobierno australiano.
La propuesta encaja en las declaraciones que la semana pasada realizó el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, en el marco de la presentación a los sindicatos del documento de trabajo de la compañía pública para los próximos años. Según el máximo responsable del grupo naval, este ofrecimiento incluiría el periodo de tiempo en el que la Marina australiana decida poner en marcha en plan de modernización de su Flota –previsiblemente el próximo año– y que, en una primera fase, se centraría en la construcción de dos buques logísticos, que constituyen su necesidad más perentoria.
La Armada contribuye de este modo a reforzar las opciones de Navantia para conseguir un contrato que permitiría prolongar una relación comercial iniciada en el año 2007, cuando el Gobierno australiano adjudicó a la compañía naval pública parte de la construcción de dos buques anfibios –los LHD “Canberra” y “Adelaide”– y tres destructores, así como otras unidades de menor porte.

expectativas
Navantia tiene muchas expectativas puestas en este concurso y, de hecho, todo apunta a que será así tras el éxito –como lo calificaron las autoridades locales– del despliegue del buque de aprovisionamiento de combate “Cantabria” durante casi todo este año en Australia.
Cabe recordar que Navantia, que tiene una oficina en Melbourne, ya presentó a los australianos la oferta técnica de su modelo “Cantabria”. El siguiente paso será la petición de propuestas comerciales.
El buque español cumple con los requisitos fundamentales del programa, puesto que garantiza la interoperatividad con el resto de las unidades de la Marina australiana, sus sistemas son compatibles –incluso comunes en el caso de los LHD– y se trata de un barco ya construido y probado.

La Armada ofrece a Australia un nuevo despliegue de un buque logístico