La economía gallega se desacelera en 2018, pero crece más que la media

15 noviembre 2017 página 18 / 03 junio 2018 página 57 / 31 agosto 2018 página 33 CARBALLEDA DE VALDEORRAS (OURENSE), 14/11/2017.- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo y el conselleiro de Economía, Empre
|

La economía gallega confirmó su desaceleración en 2018 al crecer un 2,8% en relación con el año anterior, lo que, con todo, supone un incremento tres décimas superior al del conjunto estatal, según publicó ayer el Instituto Galego de Estatística (IGE).

En cualquier caso, los incrementos del Producto Interior Bruto (PIB) de Galicia habían sido superiores en 2016 y 2017, con tasas del 3,4 por ciento y del 3,2%, respectivamente.

Durante el pasado ejercicio, la comunidad gallego creó 18.880 empleos a tiempo completo.

Destaca el aumento anual de la formación bruta de capital, del 7 por ciento (más elevado que los dos años anteriores). Este es un indicador relevante para conocer el impacto de las inversiones que se realizan sobre todo en el ámbito empresarial.

Gasto de los hogares
Por su parte, el gasto en consumo final subió un 2,2%, también más que en 2016 y 2017. Lo hizo impulsado por el gasto de los hogares (+2,3%) y también por el de las administraciones públicas (+1,8%). Igualmente, registró un alza superior a la de los anteriores dos ejercicios la demanda interna (+2,9%). Por su parte, las exportaciones de bienes y servicios frenan su aumento, hasta el 3,4%, frente al 5% experimentado tanto en 2016 como en 2017.

Ascendió, por el contrario, la evolución positiva de las importaciones, hasta el 3,9%, frente al 2,3% y 3,2% de los años anteriores. Del lado de la oferta, se anotaron valores positivos todos los ámbitos, liderados por el repunte de la construcción (+6,1%). La industria creció al 3,8%. Mientras, el número más bajo se correspondió con la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (+0,9%).

En cuanto a las cifras del cuarto trimestre, el PIB gallego creció un 2,6% en relación con el mismo periodo del año anterior y un 0,7% en relación con el tercer trimestre. En términos interanuales, el gasto en consumo final ascendió un 2,2% en el cuarto trimestre y la formación bruta de capital se anotó un alza del 6,8%.

Llama la atención el descenso, en este extremo, de las exportaciones y las importaciones, con evoluciones anuales negativas del 1,8 y del 1,4 por ciento, respectivamente.

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, calificó ayer de “excelente” el 2,8 por ciento de crecimiento del Producto Interio Bruto gallego durante 2018,  y que se sitúa, según el líder autonómico, “por encima de potencias europeas” como Alemania.

La economía gallega se desacelera en 2018, pero crece más que la media