Revuelta advierte de que Navantia ha de cambiar su cultura y forma de trabajar

el 19 de septiembre de 2012 se firmã³ el acuerdo en santiago con nãºã±ez feijã³o de testigo
|

Navantia ha de cambiar de modelo y buscar una nueva cultura y forma de trabajar, según explica el presidente de la compañía, José Manuel Revuelta, en una circular distribuida ayer a parte de la plantilla en la que informa sobre el plan estratégico que anunció la pasada semana al comité intercentros. La comunicación interna hace hincapié en el problema de costes que sufre el grupo para poder competir en el mercado internacional, toda vez que la Armada Española no hace nuevos pedidos, y en la implantación de un nuevo marco laboral que mejore “en flexibilidad y eficiencia”.
Revuelta afirma que el plan estratégico es necesario por “una caída significativa en el nivel de pedidos en los últimos años (...), una base de costes no adecuada a esta reducción en el nivel de actividad, las dificultades detectadas en el programa S-80 y la necesidad de reequilibrar la tesorería”, problemas que generan una “falta de competitividad” para lograr nuevos contratos. El presidente de Navantia asegura que no existe en la compañía la “cultura de costes” que permitiría ganar concursos y dice que es “imperioso” un cambio radical “en nuestra forma de trabajar”.
“Navantia se encuentra en una situación de pérdidas estructurales que es necesario revertir”, dice José Manuel Revuelta. Los objetivos del nuevo plan estratégico pasan por dar viabilidad a la compañía en el corto plazo y convertirla en una empresa competitiva y sostenible. El presidente dice que hay que lograr pedidos de impacto inmediato e implantar un plan de ahorro de costes para salvar la situación económica actual, además de “reencaminar” el programa de los submarinos y desarrollar nuevos productos “con potencial de mercado”.
Serán requisitos fundamentales, explica el máximo responsable de la compañía publica, “implantar un nuevo modelo de empresa, cambiando la cultura y la forma de trabajar, optimizando los procesos con orientación al coste y buscando la eficiencia de los procesos y la organización” y establecer un nuevo marco laboral “en línea con las necesidades de las empresas que compiten a nivel global, mejorando en flexibilidad y eficiencia”.

16 grupos de trabajo
Revuelta explica también en su carta que el Comité de Dirección Corporativo (CDC) se encargará de liderar la elaboración del plan estratégico y que ya se ha creado un equipo de seguimiento y 16 grupos de trabajo interdisciplinares. El documento deberá estar listo el próximo 4 de diciembre para su aprobación por parte del consejo de administración y para su presentación al accionista, la SEPI.
El plan estratégico incidirá, según lo expuesto en la circular del presidente, en la introducción de nuevas condiciones laborales dentro de la empresa. Precisamente está abierto el proceso de negociación de un nuevo convenio colectivo con vigencia hasta el 31 de diciembre del presente año. Las partes volverán a reunirse el próximo jueves después de dos encuentros que, en el presente mes de septiembre, no han proporcionado avances significativos.

Revuelta advierte de que Navantia ha de cambiar su cultura y forma de trabajar