Un duelo más que importante

Larraz espera que sus jugadores hagan un buen partido en Zamora para ganar | jorge meis
|

Faltan siete jornadas para que finalice el campeonato liguero del subgrupo 1-A –a algunos equipos, sin embargo, les quedan por disputar ocho partidos, a otros nueve y a uno hasta diez–, así que calificar como una final el duelo que el Racing juega mañana en Zamora parece un tanto prematuro. Sobre todo porque, tal y como explica el entrenador racinguista, Emilio Larraz, “estamos muchos equipos separados por una distancia de solo dos o tres puntos y, si esto sigue así, hasta la penúltima o la última jornada no se decidirá”.

Lo que sí reconoce el preparador zaragozano es que el encuentro es más importante de lo habitual, ya que una victoria metería al cuadro verde en las tres primeras posiciones, esas en las que quiere estar al final de la primera fase para seguir luchando por el ascenso. De ahí que Larraz considere el encuentro como “una oportunidad para dar un paso adelante muy importante”. Sobre todo porque estar en esa zona permitiría al Racing depender de sí mismo de cara al tramo final de la liga regular y, a su juicio, “normalmente cuando en el tramo final dependes de ti mismo es más fácil conseguir el objetivo que cuando estás pendiente de terceros”.


El entrenador del equipo ferrolano ve a esa situación, que considera “ideal”, varias ventajas. “Primero, que te da mucha más confianza”, destaca. “Segundo, afecta a los rivales, que tienen que ganar y esperar a ver qué hace el Racing”, indica. Pero, de todas maneras, Larraz insiste en que “esto es más largo de lo que parece y está muy ajustado”, así que no hay que pensar que con una victoria el objetivo ya estará logrado y con una derrota perdido. “Hay que jugar bien, pero si se gana habrá que volver a ganar. Y si se pierde, estamos obligados a volver a vencer”, resume.

Un duelo más que importante