La Xunta se muestra “receptiva” a las alegaciones por los cambios en el servicio de transporte urbano

Diario de Ferrol-2014-08-05-005-a255fed2
|

La responsable autonómica de Mobilidade, María del Camino Triguero, mantuvo ayer “unha actitude totalmente receptiva” a las alegaciones contra la reestructuración del servicio de transporte urbano propuesta por la concesionaria, presentadas el pasado jueves. Así lo aseguró ayer el concejal de Seguridad y Movilidad de Ferrol, Pablo Cal, que se reunió con la directora Xeral de Mobilidade para reiterarle la oposición del gobierno local a los cambios propuestos por la empresa.
El edil ferrolano recordó que las alegaciones se centran en tres puntos: la necesidad de que el transporte público llegue al área hospitalaria; la recuperación de paradas en el barrio de Ferrol Vello y el mantemiento de los servicios y líneas hasta ahora operativos en la zona de Caranza. “É imprescindible que o transporte público dunha ou doutra concesión chegue ao hospital Naval –la empresa preveía cerrar el recorrido en el Marcide–, xa que esta instalación absorve unha importante porcentaxe das consultas externas da Área Sanitaria de Ferrol”, subrayó Cal. Al respecto, el concejal señaló que “non é de recibo, e máis neste caso en que falamos de persoas enfermas, que teñan que desprazarse a pé máis de trescentos metros –desde el Marcide, la última parada propuesta por la adjudicataria– para ir ao hospital Naval”.
Asimismo, desde el gobierno local se incidió en la necesidad de recuperar las paradas de Ferrol Vello con las líneas directas a los centros hospitalarios de la ciudad. Se trata de un servicio que no está incluido en la concesión, tal y como indicó Cal, pero “a súa supresión non é procedente porque o certo é que se presta desde fai moitos anos e polo tanto agora debera verse incluído na prestación do servizo”, tal y como se contempla en las alegaciones.
Por último, el Concello solicita que se mantengan los tráficos de la zona de Caranza, rechazando así la “redución drástica” de rutas planteada por la empresa concesionaria los sábados, domingos y festivos. n

La Xunta se muestra “receptiva” a las alegaciones por los cambios en el servicio de transporte urbano