Dimite el presidente de Sogama tras adjudicar una asesoría legal al bufete del que es socio

|

El presidente de Sogama, el lucense Luis Lamas, dimitió ayer de su cargo, según informaron fuentes oficiales, y la salida se produce tras trascender que el Centro Tecnológico Agroalimentario de Lugo (Cetal), del que es tesorero, adjudicó el contrato de asesoría jurídica al bufete de abogados, Lucus lex, del que el propio Lamas es dueño, junto con otro socio.

Luis Lamas era uno de los cargos públicos mejor retribuidos de Galicia, por encima del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con unos ingresos de más de 72.000 euros, a los que había que sumar los complementos.

Según transcendió ayer, el contrato con el Cetal, al que su bufete dice que “ha renunciado”, suponía un importe total de 7.450 euros anuales para dos años, “se traduciría en un ingreso mensual para la empresa de alrededor de 400 euros”.

Tras conocerse la situación, la Xunta consultó al respecto a la Dirección Xeral de Función Pública, quien confirmó que, en efecto, esto generaba un incumplimiento de la Ley de incompatibilidades. Al ser informado de, Lamas presentó su dimisión.

El PSdeG y la coalición parlamentaria Alternativa Galega de Esquerda expusieron ayer mismo que tenía que dejar el cargo.

La normativa sobre incompatibilidades, recordó el diputado socialista José Luis Méndez Romeu, indica que los altos cargos de la Administración “no podrán poseer la titularidad de participaciones superiores al 10 por ciento en empresas que tengan contratos de cualquier naturaleza con el sector público estatal, autonómico o local”.

Al este supuesto, además, sumó “la gravedad de que Lamas sea tesorero del Cetal, por lo que se adjudicó a sí mismo el contrato a dedo” negociado sin publicidad y por valor total de 30.000 euros con dos años de duración.

Dimite el presidente de Sogama tras adjudicar una asesoría legal al bufete del que es socio