Fene implanta en los alrededores de tres centros educativos la iniciativa “Bica e arrinca”

El alcalde de Fene, Juventino Trigo, en una de las nuevas zonas de parada | cedida
|

La ordenación del tráfico durante los horarios de entrada en los centros educativos, especialmente en tiempos de pandemia, es uno de los grandes retos a los que se tienen que enfrentar la mayoría de las corporaciones municipales. En el caso de Fene, el Concello ha desarrollado para atajar la problemática de las aglomeraciones la iniciativa “Bica e arrinca”, con la que espera incentivar una entrada más fluida en los centros de enseñanza.

Básicamente se trata de zonas en las avenidas del Tarrío y del Mar –en las inmediaciones de los CEIP Centieiras y el colegio Jorge Juan y el CPI A Xunqueira, respectivamente– en las que hacer una parada rápida para que los menores se bajen e inmediatamente continuar la marcha. Estas áreas, por tanto, no permitirán el aparcamiento o la parada continuada durante su horario operativo –los días lectivos de 08.30 a 09.30 horas–, aunque sí el resto de las jornadas.

Los espacios, tal y como su nombre indica, servirá para que padres y madres puedan “parar, darlles un bico [a sus vástagos], que baixen do coche e inmediatamente reanudar a marcha”. Este programa, además, tiene como objetivo fomentar la autonomía y la movilidad segura de los más pequeños.

Fene implanta en los alrededores de tres centros educativos la iniciativa “Bica e arrinca”