La supermanzana de A Magdalena supondrá un coste de 9,9 millones

las medidas afectarán a todas las calles del barrio d.a.
|

El gobierno local presentó ayer el informe de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona relativo a la implantación de la supermanzana en el barrio de A Magdalena. La iniciativa implica varios cambios tanto a nivel urbanístico como en la circulación rodada y supondría una inversión de 9,9 millones de euros. Las actuaciones programadas en el plan piloto se enmarcan en tres fases y su materialización transformaría considerablemente el entramado de calles que conforman el barrio, con una superficie de algo más de veinte hectáreas.
La primera de las fases –en las calles Sol, San Diego, Irmandiños y Coruña– valorada en 327.477 euros, supondría una completa reorganización de las redes de movilidad, aparcamiento y la distribución urbana. Para ello, se prevé disuadir el uso de los vehículos privados y el fomento del transporte sostenible. En una segunda fase –en las vías Coruña, Sol, Concepción Arenal e Irmandiños– se proyecta la construcción de nuevas plazas de aparcamiento y la implantación de sistemas de control de acceso a las calles del interior de la supermanzana, en las que tendría prioridad el peatón. El coste de los trabajos recomendados por la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona se estimó en 322.946 euros.
La tercera y última fase sería la más costosa y afectaría a las calles Sol, Concepción Arenal, Irmandiños, San José, Lugo, Rochel y avenida do Rei. Concretamente se reservarían para su materialización 9,2 millones de euros, una cantidad con la que se reurbanizarían las calles interiores de la supermanzana y se aplicarían cambios tanto en el número y la función de las plazas de estacionamiento –así como los tiempos de uso– como en materia urbanística, en relación a la transformación del espacio público.
Asimismo, el informe contempla importantes cambios en el número de plazas de estacionamiento al aire libre. Se suprimen algunas de zona azul y se crean otras nuevas; en el interior de la supermanzana se habilitan las de zona verde y se aplican cambios en algunas de las reservadas a carga y descarga. En la calle Arce, por ejemplo, se suprimen 37 plazas en la calzada; en la Iglesia y Coruña se quitan 96 y otras en zona verde en Rubalcaba, Coruña y María para liberar espacio público y se habilitan espacios para estacionar exclusivamente vehículos eléctricos y otras en las que no se podrán superar los quince minutos con el vehículo aparcado.
El documento incide además en la necesidad de descongestionar la circulación en horas punta en las inmediaciones de la plaza de Galicia y Correos –por donde transitan 350 buses a diario, señalan– y  de cambiar el sentido de circulación de algunos tramos de calles de A Magdalena. Además, se prevén mejoras en la red de transporte público –tanto de frecuencias como de recorridos, así como la habilitación de microbuses y la creación de carriles específicos– y la instalación de puntos de control de acceso  –con cámaras sancionadoras y bolardos retráctiles– en las calles Sánchez Barcáiztegui, Iglesia e inicio de Carmen. n

La supermanzana de A Magdalena supondrá un coste de 9,9 millones