El cierre cautelar de las bateas impide la extracción de almeja en la zona C del banco de As Pías

Bateas punta San Carlos
|

El Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia (Intecmar) determinó ayer el cierre cautelar de la zona de reinstalación marisquera de Punta San Carlos debido a los elevados índices de toxina lipofílica registrados, lo que impedirá a los mariscadores a flote de las cofradías de Ferrol y Barallobre faenar en en la zona C, la más extensa, del banco de As Pías para la extracción de la almeja fina, babosa y japonesa –que tiene que ser depositada en las bateas para su depuración antes de ser comercializada–.
La resolución fue comunicada a los pósitos pasadas las nueve de la mañana, cuando el personal ya se encontraba faenando en dicho banco, por lo que los mariscadores tuvieron que devolver al mar las capturas realizadas hasta el momento para a continuación abandonar las tareas de extracción de almeja.

malestar
Ambas cofradías expresaron ayer su malestar por esta circunstancia, sobre todo por el gasto que para los profesionales supone el movilizar sus embarcaciones para luego no poder coger ningún producto.
En este sentido, desde la Consellería do Medio Rural e do Mar aseguraron que se informa en cuanto se tiene constancia de la resolución en base a los resultados de las analíticas –en el documento oficial figura como hora de la resolución las 08:02–.
Tras esta medida, que se mantendrá hasta que las analíticas realizadas por el Intecmar confirmen la desaparición de los elevados niveles de toxina en la zona de las bateas, los mariscadores podrán faenar estos días en las zonas B de As Pías y en las de libre marisqueo, en las que tampoco hay demasiada producción. De hecho, tal y como se informó desde la cofradía ferrolana, los pósitos tienen en cierto modo reservados alguno de estos bancos, como el situado en la ensenada de Perlío, para la campaña de Navidad.
El cierre cautelar de ayer se suma a los dos registrados en los últimos meses debido también a la presencia de toxinas lipofílicas en infaunales en la zona I da la ría y que, junto al parón estival de julio y agosto, impidió a los mariscadores faenar en la zona C de As Pías durante casi cuatro meses. Fue precisamente el pasado lunes cuando los mariscadores pudieron retomar el trabajo en una parte de la ría que ahora vuelve a estar cerrada para la extracción de almeja.

El cierre cautelar de las bateas impide la extracción de almeja en la zona C del banco de As Pías