Los hoteleros apuestan por la gastronomía cultural para atraer visitas en Semana Santa

El Ideal Gallego-2019-04-06-009-eebd911b
|

Los hoteles de A Coruña vuelven a apostar por la gastronomía para dinamizar sus restaurantes en esta Semana Santa, en la que esperan atraer a numerosos comensales tanto entre los turistas como entre los propios vecinos. La campaña Bo en boca, que cuenta con el respaldo del Consorcio de Turismo, permitirá atraer a aquellas personas que “non buscan un destino relixioso” para los festivos. 


La Asociación de Hospedaje de A Coruña (Hospeco) anunció ayer la cuarta edición de la semana gastronómica Bo en boca, que se desarrollará del día 11 al 21, en los restaurantes de los establecimientos AC Coruña, Carrís Marineda, Finisterre, Hesperia A Coruña Centro, Meliá María Pita, Riazor y Zénit. Al respecto de la continuidad de esta campaña, el presidente del colectivo, Rafael Benito, incidió en que creen “firmemente en que la promoción turística y gastronómica como una de las armas para atraer turismo” en el futuro. 

Para contentar a todo el mundo –aunque son los huéspedes los principales participantes– habrá menús a precios que van desde los 12 euros a los 42 y en todos se incluirán platos de las tradiciones judía, árabe y cristina.
El presidente del Consorcio de Turismo, Alberto Lema, incidió en que de esta manera se sigue “transmitindo a mensaxe de que este é un destino gastronómico de calidade”. En su opinión, hay que seguir reforzando ese camino, más aún cuando se acaban de estrenar “novas rutas aéreas con boas cifras”. Respecto a la ocupación, se mostró optimista dado que hay una estabilidad dentro de “un mercado que non é alcista”. Por su parte, la gerente del organismo, Lanzada Calatayud, recalcó que la iniciativa de los hoteles es “interesante polo que ten de innovadora”. Algo que como otros eventos de carácter culinario ayuda a “posicionar A Coruña no turismo gastronómico”.


Respecto a la ocupación que se espera para estas fechas, Benito añadió que la meta es conseguir que se ocupen un 73% de los cuartos. “Las previsiones indican que habrá una buena ocupación pero no tanto precio medio; hemos sacrificado este último un poco para rozar el 74% que se consiguió el año pasado”, comentó. Los huéspedes procederán, sobre todo, de Madrid, Cataluña y Galicia.

Los hoteleros apuestan por la gastronomía cultural para atraer visitas en Semana Santa