Australia bota el tercer destructor de la clase AWD diseñado por Navantia

Diario de Ferrol-9999-99-99-999-77d5ee98
|

Los astilleros ASC en Adelaide, en el sur de Australia, acogieron ayer la botadura de la tercera, y última unidad, de los destructores antiaéreos AWD de la clase Hobart, diseñados por Navantia para la Armada Real australiana. La compañía nacional se encargó también de dar soporte técnico durante su construcción.
El programa en cuestión, el SEA4000, se ha desarrollado por la AWD Alliance, un consorcio local integrado por la factoría australiana ASC, Raytheon Australia y la propia Navantia.
Esta tipología de destructores se han hecho a imagen y semejanza de las cinco las fragatas F-100 que Navantia construyó para la Armada española y que han servido como carta de presentación para hacerse cargo de la gestión en la construcción de los tres buques para Australia.
Tras la puesta en el agua del buque, que está completado al 75%, se le irán ajustando sus sensores y armas para, posteriormente, iniciar las pruebas de mar. 
Relaciones 
En 2017 el gobierno australiano seleccionó este diseño presentado por Navantia y basado en las F-100 para la construcción de los tres destructores ya finalizados. En 2014 tras detectarse una serie de riesgos por parte de la Commowealth de Australia se inició una estrategia de reforma de los AWD en la que tomó parte activa Navantia, dada su experiencia en la construcción de las fragatas de la serie F-100. De este modo se vio incrementada su participación en el programa que ahora acaba de finalizar con la botadura de la última unidad de esta serie en el astillero australiano ASC. Navantia proporcionó servicios varios de gestión y soporte en la construcción de estos tres buques de guerra para la Marina Australiana.
Este tipo de buques cuentan con una eslora de 146 metros y un calado de hasta 7,2. Asimismo, puede desplazar hasta 6.300 toneladas y tiene una autonomía de 5.000 millas a 18 nudos, alcanzando una velocidad de 28 nudos. La dotación puede alcanzar hasta las 185 personas. El destructor antiaéreo AWD está dotado de todo el equipamiento necesario para que la Marina Australiana pueda contrarrestar un posible ataque aéreo como lanzadores de misiles o torpedos, entre otros.

Australia bota el tercer destructor de la clase AWD diseñado por Navantia