Galicia sufre un temporal de lluvia que colapsa Vigo y la zona de Pontevedra

|

La comunidad gallega  sufrió ayer la segunda jornada de temporal con la lluvia como protagonista, al alcanzarse registros de hasta 96,8 litros por metro cuadrado en la provincia de Pontevedra, una situación meteorológica que dejó inundaciones y problemas en el transporte y el suministro eléctrico en Vigo.

Además, un desprendimiento de tierra obligó el corte de un tramo de dos kilómetros de la carretera PO-552 entre Baiona y A Guarda, a su paso por el municipio de Oia. El desprendimiento afectó a una gasolinera ubicada junto a la citada vía.

El mal tiempo llegó a dejar sin suministro eléctrico a 9.000 clientes en Vigo, informaron a fuentes de Gas Natural Fenosa.

Todas las averías registradas fueron por inundación de centros de transformación, en algunos de los cuales el agua acumulada superó el metro de altura.

Las rachas de viento más altas se registraron en las montañas del interior de la comunidad, con 107,3 kilómetros por hora, y en la zona de Vigo, con 102,6, mientras que en el norte las velocidades se mantuvieron por debajo.

Llama la atención la cantidad de lluvia que cayó en especial en la provincia de Pontevedra, que es la que más sufrió este fenómeno que afectó de forma mayoritaria a la mitad sur de Galicia.

La lluvias afectaron a cuatro trenes entre Pontevedra y Vigo , en concreto dos de media distancia y dos Alvia.

Las inundaciones afectaron a varias zonas de Vigo, que se convirtió en un inmenso charco durante horas por el desbordamiento del río Lagares en la zona de Balaídos, circunstancia que provocó que un joven se quedase atrapado en su coche.

Incluso un camión cortó la A-55 en sentido hacia esta localidad tras sufrir un accidente y el Ayuntamiento desaconsejó circular en automóvil. n

Galicia sufre un temporal de lluvia que colapsa Vigo y la zona de Pontevedra