Los sindicatos celebrarán por separado un Primero de Mayo especialmente enfocado a la Unión Europea

|

Las organizaciones sindicales que en junio pasado convocaron unidas una huelga general en la comarca, marcarán de nuevo las distancias en este Primero de Mayo, Día de los Trabajadores, con dos manifestaciones que convocan UGT, CCOO y USTG por un lado, y la CIG por otro. Las centrales presentaron ayer los actos en sendas ruedas de prensa en las que se explicó que hubo conversaciones para ver la posibilidad de unificarlos. Según la CIG, una de las causas de que no se llegase a un acuerdo fue el rechazo a su pretensión de convocar una nueva huelga comarcal.
“Sen emprego de calidade non hai recuperación. Máis cohesión social e máis democracia” es el lema que guiará la manifestación de UGT, CCOO y USTG, que partirá a las doce del mediodía de la plaza del Inferniño y terminará en la de Armas. El secretario comarcal de UGT, Cesáreo Fraga, explicó que los argumentos vuelven a estar en el aumento del paro, la desigualdad y la pobreza como consecuencia de las políticas de la troika abrazadas “con entusiasmo” por los gobiernos del PP en Madrid y Santiago. “A xornada ten que ser especialmente reivindicativa nesta comarca, porque estamos ás portas das eleccións europeas e é en Bruxelas onde poden solucionar parte dos problemas do naval”, señaló Fraga.
Auri Vázquez, secretaria comarcal de CCOO, señaló como uno de los efectos de esta crisis el florecimiento de un nuevo grupo de “asalariados en risco de pobreza”, que son ya el 12,3% de los empleados por cuenta ajena, y consideró “unha burla e unha frivolidade” que se hable de recuperación. Gregorio Freire, de la USTG, recordó para terminar que la fecha se instituyó para luchar por la jornada laboral de ocho horas y que 128 años después “se está a defender o emprego digno”.

CIG
También la CIG pondrá el foco en las políticas comunitarias con el lema “Contra a explotación e a pobreza, fagámoslle fronte á Unión Europea”. Los secretarios comarcales Xesús Anxo López Pintos y Manuel Grandal apuntaron que las directrices emanadas de Bruselas han supuesto el estrangulamiento de los principales sectores productivos de Galicia y se criticó el “empobrecemento brutal da clase traballadora”, cuya contestación, señalaron, combate el Gobierno con la Ley de Seguridad Ciudadana.
La CIG puso como ejemplo la reciente sentencia por la cual se ha condenado a seis desempleados a pagar una multa de 90 euros por el hurto de productos por valor de 25,37 euros en un supermercado Dia, donde en junio pasado protagonizaron una acción reivindicativa que pretendía entregar dichos artículos a los necesitados. Según explicaron, tuvieron que pagarlos y devolverlos, de manera que Dia los cobró dos veces.
La manifestación de la CIG partirá a las 11.30 horas del local sindical y terminará por primera vez en la plaza de Ferrol Vello, lugar que según el sindicato simboliza la ruina de la ciudad.
Antes, a las 11.00 horas, tendrá lugar la habitual ofrenda floral de UGT a Pablo Iglesias.

Los sindicatos celebrarán por separado un Primero de Mayo especialmente enfocado a la Unión Europea