La polilla de la patata pone en jaque las huertas de trece concellos de la zona

Neda vistas
|

La Dirección Xeral de Gandaría, Agricultura e Industrias Agroalimentarias anunció ayer a través del DOG la ampliación de la zona afectada por la plaga de la polilla de la patata (Tecia solanivora Povolny) a 31 concellos de los que trece se encuentran en las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal. Así la cuarentena que afectaba hasta el momento a los municipios de Ferrol, Narón y Neda, se extiende ahora a Valdoviño, San Sadurniño, A Capela, Fene, Mugardos, Ares, Cabanas, Ortiueira, Mañón y As Pontes, en la provincia de A Coruña –en la Mariña lucense están afectados otros 18–, una medida que prohíbe la exportación de los tubérculos de las zonas demarcadadas, tanto los recogidos en 2016 como los que se produzcan este año.
La titular del departamento, Belén do Campo, que ayer mantuvo una reunión con representantes de los concellos afectados fue más allá y recomendó la paralización de las nuevas plantaciones en base a un borrador de decreto en el que está trabajando el Ministerio de Agricultura e Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que contemplaría la posibilidad de prohibir la plantación de patatas en las zonas infectadas, una restricción que podría estar en vigor durante dos años. El borrador del decreto ministerial contemplaría también la posibilidad de compensar a los agricultores por los daños causados por esta plaga y, en este sentido, recordó que en los dos últimos años se destruyeron en Galicia 6.800 kilos de tubérculo afectado, pagándoseles a los productores a razón de 0,30 céntimos por kilo.
Tal y como apuntó la directora xeral la prioridad del ejecutivo gallego es que la problemática llegue a importantes zonas de producción, y en especial a aquellas incluidas en la Indicación Xeográfica Protexida y recordó las acciones informativas emprendidas, las medidas fitosanitarias, la colocación de trampas o las restricciones del movimiento de la patata llevadas a cabo. Medidas insuficientes a tenor del avance de la plaga –de tres a trece concellos afectados en un año–. En este sentido, el concejal de Desenvolvemento Local de San Sadurniño, Manuel Varela que ayer acudió a la reunión apuntaba a la falta de medios técnicos de la Xunta para hacer frente al problema. “A plaga é a plaga pero chócanos un pouco a rapidez coa que se extendeu e iso se debe a escaseza de medios para levar a cabo un control adecuado”, puntualizó. A este respecto, y en caso de que se establezca la prohibición del cultivo para el autoconsumo a través del decreto del Ministerio de Agricultura, también se pregunta cómo las administraciones van a llevar a cabo una correcta vigilancia del cumplimiento de la medida. n

La polilla de la patata pone en jaque las huertas de trece concellos de la zona