Reportaje | “Por más que hayas oído y leído, el tenerlo en casa cambia mucho”

|

Desde hace más de dos décadas, AFAL Ferrolterra dedica sus esfuerzos a hacer más llevadero el día a día de los enfermos de alzhéimer y sus familias. Atrás quedan las reuniones en bajos y cafeterías de aquellos familiares que decidieron unirse para organizar talleres y actividades cuando la patología aún era una gran desconocida. Ahora, AFAL cuenta con dos centros de día –el de la Red Pública (que acaba de cumplir seis años) y el de su sede en la calle Río Castro (con nueve años a sus espaldas)–, 80 socios y una treintena de trabajadores. Hoy, Día Mundial del Alzhéimer, la entidad continua su actividad para acercar a la sociedad la enfermedad, que se estima que en Galicia puede afectar a unas 100.000 personas.
“La gente está un poco más concienciada en Ferrol, bien porque conoce la enfermedad o porque tiene a alguien cercano que la padece. Antes, el hecho de tener alzhéimer, también era un tema un poco más tabú y ahora la gente ya es más consciente a la hora de traerlos aquí”, indica la presidenta de la entidad, Ana María López.
El diagnóstico de lo que ya se puede considerar la “epidemia del siglo XXI”, según la Federación Alzhéimer Galicia (Fagal) de la que forma parte la entidad ferrolana, es un proceso muy duro para los enfermos que lo padecen y para sus familias, por lo que AFAL dedica parte de sus servicios a prestarles apoyo. “Al principio lo pasan mal. No das crédito a lo que está pasando porque por más que hayas oído y leído, el tenerlo en casa cambia mucho. Entonces cuanto antes se acerquen aquí, antes se puede cortar el avance de la enfermedad; no se va a curar porque no existe cura alguna, pero no va a perder tan rápidamente lo que conserva porque aquí los estimulamos cognitivamente”, explica López, al tiempo que señala que la enfermedad ya no solo hace acto de presencia en ancianos, sino que cada vez aparece en gente más joven –50 o 60 años– debido a que “ya estamos más pendientes y vamos al médico antes, además del estilo de vida que también condiciona”.
Así, ante las primeras sospechas de una posible demencia, se recomienda acudir al médico de cabecera para que este lo derive al neurólogo, que será el que determine qué tipo de patología tenga. “Tan pronto tengan el diagnóstico, es importante que vengan aquí para que se les haga una cita de información primero y luego una de valoración con varios técnicos para determinar la sala en la que va a estar, dependiendo del grado en el que se encuentre”, comenta la presidenta de AFAL.

Retrasar el olvido
Una compra en el supermercado y su posterior elaboración de una macedonia, equinoterapia, gimnasia, ejercicios de estimulación con un perro o musicoterapia –”la música es lo último que pierden y gente que casi no podía moverse, de repente se levanta y da sus pasitos al escuchar una canción”– son solo algunos de los talleres que ofrece la entidad para que los usuarios estén en continuo movimiento. Además, se llevan a cabo talleres de estimulación cognitiva en estado inicial tres días a la semana y otros para gente sana que quiere ejercitar su memoria. 
Entre las reivindicaciones de la asociación se encuentran el reconocimiento de la enfermedad como una prioridad de salud pública, logrando el reconocimiento automático del 33% de discapacidad y conseguir que se valore por parte de la sociedad la figura del cuidador familiar, dotándolo de los recursos oportunos. En relación a este último punto y como novedad, a partir del próximo mes de octubre, el centro también abrirá los sábados para contribuir al respiro familiar, tan necesario a la hora de cuidar a un enfermo. “Los cuidadores son muy importantes porque, si no están aquí los enfermos, son 24 las horas que tienen que estar con ellos y pasar por eso, más si es una persona sola, es muy duro y diría que imposible”, destaca Ana María López.
Desde el pasado día 2, el organismo ha estado llevando a cabo diferentes jornadas divulgativas por los concellos de Ferrol, Ares, Cedeira, Pontedeume y Valdoviño enmarcadas en la campaña autonómica “Recorda quen son”. 
La concejala de Benestar Social, Saínza Ruiz, visitará hoy la sede AFAL para conocer su día a día y voluntarios de la entidad estarán presentes en la plaza de España, en O Inferniño, el Cantón, delante del Casino y el Hotel Suizo y en Canido para informar y concienciar a los vecinos sobre la enfermedad. Asimismo, a las 20.30 horas la fachada del Concello de Ferrol se iluminará de lila, color que simboliza la lucha contra el alzhéimer. l

Reportaje | “Por más que hayas oído y leído, el tenerlo en casa cambia mucho”