El jurado considera culpable de asesinato al vecino de Narón procesado por matar a su esposa en O Couto

Juan Fraga Allegue, durante el juicio celebrado contra él en enero pasado | patricia g. fraga
|

El jurado consideró ayer culpable de asesinato a Juan Fraga Allegue, el vecino de Narón acusado de matar a su mujer en diciembre de 2015 en el domicilio familiar.
Concretamente, la decisión, con el voto favorable de ocho integrantes del jurado y uno en contra, declaró al acusado culpable de asesinato de su esposa tras 57 años de matrimonio, al entender que hubo alevosía, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). El jurado se mostró no favorable al indulto.
El jurado comenzó a primera hora del viernes la deliberación tras un juicio celebrado por segunda vez al declarar nulo el primero el TSXG, por falta de motivación en el veredicto por el crimen de O Couto.
A lo largo de la semana, y con un jurado integrado por seis mujeres y tres hombres, se ha celebrado la vista contra este octogenario para el que la Fiscalía pedía 15 años de prisión por un delito de homicidio, solicitud que la acusación particular, que representó uno de sus hijos, elevó a 20 años de cárcel por asesinato. La defensa pidió la absolución.
En la primera sesión, al igual que hizo en el primer juicio, el hombre negó los hechos alegando que encontró a su mujer “ensangrentada” cuando regresó a casa.
Sin embargo, para la Fiscalía el anciano atacó a su mujer, con la que llevaba casado 40 años, “dándole varios golpes muy violentos en la cara, alguno de ellos probablemente contra la pared de la habitación, hasta que consiguió dejarla aturdida”.
Posteriormente, según el relato fiscal, la agarró por detrás y “le propinó sucesivos cortes con un cuchillo muy afilado primero en la cabeza, luego en el lado derecho de la cara y finalmente en cuello”. Mientras que para la Fiscalía se trató de un homicidio, para la acusación particular los hechos fueron constitutivos de un delito asesinato con concurrencia de alevosía y ensañamiento.  
Las acusaciones sostuvieron durante el proceso que el encausado se había levantado aquel 29 de diciembre muy temprano para matar a su mujer, a la que acuchilló en la cara y degolló mientras dormía.
Explicaron que hizo coincidir este crimen con el cumpleaños de un hombre que supuestamente era novio del acusado, según aseguró el hijo de este.
La defensa, en cambio, nota muchos “prejuicios” y ha negado la relación homosexual, pues el propio encausado mantiene que el otro hombre, con el que compartió aquella mañana antes de que se descubriese el crimen, era simplemente un amigo, como dice que conocía y aprobaba toda su familia. El acusado mantuvo, en todo momento, que cuando salió de casa aquella mañana dio a su mujer una pastilla –un protector de estómago– y un beso, antes de ir a comprar el pan y a tomar café con su amigo, como era habitual cada día.
Al llegar al mediodía a su domicilio, según la versión dada en el proceso, encontró el cadáver de su mujer lleno de sangre y dio por hecho que estaba ya muerta, presumiblemente como consecuencia de un robo que alguien había perpetrado en su domicilio, aunque posteriormente se encontraron algunas de las joyas desaparecidas  en su coche.
En el juicio anterior ya había sido considerado culpable de asesinato, aunque el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ordenó la repetición del proceso, culminado ayer con este veredicto que será completado con la sentencia, que decidirá la pena de prisión para el condenado en los próximos días.
Los magistrados de la Sala Civil y Penal del TSXG consideraron que la sentencia del primer juicio oral “adolecía de falta de motivación” ya que “se limitaba a hacer referencia a algunas pruebas sin extraer conclusiones de las mismas ni establecer conexiones entre ellas y los hechos que se dan por ciertos”. l

El jurado considera culpable de asesinato al vecino de Narón procesado por matar a su esposa en O Couto