El exministro Sevilla confía en los avances tecnológicos para revitalizar Navantia

Ángel y Jordy Sevilla en la Puerta de Navantia Ferrol
|

El comite de empresa de Navantia recibió ayer al candidato al Senado Ángel Mato, acompañado por el exministro de Administraciones Públicas y futurible ministro de Economía Jordi Sevilla y el parlamentario socialista Emilio Vázquez Blanco. En esta nueva visita de responsables políticos durante la campaña electoral volvieron a ponerse sobre la mesa las reivindicaciones de los trabajadores, que reclamaron en la calle en manifestación el pasado domingo.
Ángel Mato afirmó que el futuro de Navantia “pasa por manter a actividade actual, o rexuvenecemento da plantilla e a profundización en mercados de maior valor engadido que se achegue ás capacidades reais dos estaleiros”. Además criticó las promesas electorales, relativas a naval, después incumplidas. Reivindicó este sector “como o máis importante da nosa comarca” aunque “non ó úinco, xa que queremos aproveitar as sinerxias dun persoal cualificado, dunha tradición de moitos anos e da especialización das empresas auxiliares” para irrumpir en nuevos mercados “con produtos cun maior valor adicional baixo a acción coordinada de todas as daministracións, universidades e axentes sociais”. El exministro Jordi Sevilla remarcó la necesidad de reindustrializar España a través de la investigación y desarrollo, la digitalización y las nuevas tecnologías además de “aproveitar todos os avances tecnolóxicos que ten Navantia e tentar por toda a forza do Goberno para conseguir carga de traballo”.
Así afirmó que los socialistas apoyarán a los astilleros públicos “para evitar a súa desertización”  y aseguró que la suya no es una visita electoral sin contenido ya que, si gobiernan, volverán a Ferrol. “Cando sexamos goberno imos dedicar todo o noso esforzo a sacar adiante empresas como esta”.

tax lease
También contestó Sevilla a preguntas sobre el “tax lease”. Estas ayudas a los astilleros (que no afectan a la ría de Ferrol) fueron anuladas por la Unión Europea pero ahora su Tribunal dice que esas bonificaciones fiscales eran válidas. 
“É un paso adiante”, aseguró, pero dijo que “non é o único nin o último” y que se impone “seguir xogando con diálogo, con negociación, con acordo entre os interlocutores sociais e o goberno”. Se trata de “atopar ese oco” que permita al sector naval español “respectar as normas da Unión Europea” y al mismo tiempo “competir a nivel internacional”.

El exministro Sevilla confía en los avances tecnológicos para revitalizar Navantia