El área de Bienestar Social destinó el pasado año más de 115.000 euros a emergencias sociales

|

El presupuesto del área de Bie-nestar Social es uno de los más “mimados” en los documentos económicos de los últimos años, sobre todo dado el servicio que desde esta concejalía del Concello ferrolano se presta, al margen de las inversiones previsibles al inicio de cada ejercicio.

Si los mayores y los niños se llevan buena parte de las cuantías económicas de esta área, dirigida por la concejala Rosa Martínez, no se quedan atrás prestaciones a los más necesitados.

Además de las ayudas a entidades, el área de Bienestar Social atiende cada mes las necesidades más básicas de particulares que no pueden hacer frente a las cuestiones urgentes del día a día.

 

servicios

La partida destinada a estos fines se conoce como emergencias sociales y sirve a aquellas personas que ya cuentan con un expediente abierto e informes de los trabajadores sociales del Ayuntamiento.

Así, en esta materia, a finales del mes de noviembre se habían invertido ya más de 115.000 euros.

A cuestiones básicas como el pago de las facturas de la luz y el agua se destinaron más de 5.500 euros y al pago de alquileres, en prevención de posibles desahucios, 41.000 euros.

El gasto farmacéutico para emigrantes o productos de lactantes de venta en farmacia supusieron a las arcas municipales 11.000 euros el pasado año.

Finalmente, en el apartado de primeras necesidades, que podría abarcar cualquier cuestión básica (ropa, utensilios, etc) para las que se pide ayuda ya en el último momento, se recoge una ayuda municipal de 57.000 euros para familias del municipio ferrolano.

Los convenios nominativos para programas con entidades como Cocina Económica, el Refugio, Cáritas o Dios y Pan, entre otras, supuso en 2012 un gasto de unos 700.000 euros.

El área de Bienestar Social destinó el pasado año más de 115.000 euros a emergencias sociales