Dynn Leaupepe: “Cada vez que entro en la cancha voy a darlo todo”

Dynn Leaupepe comenzó la liga muy entonada y está siendo una de las jugadoras más regulares | Daniel Alexandre
|

Es un volcán sobre la pista. Siempre lo da todo y esa entrega, su humildad y su capacidad de trabajo son sus principales avales. Desde que llegó a Ferrol no siempre le han salido las cosas como le gustaría, pero en esta su segunda temporada en el Baxi, Dynn Leaupepe (25/03/1996) se ha convertido en un importante activo para el equipo de Lino López.

El martes, ante el Maristas, le bastaron 22 minutos para firmar una actuación que le valió convertirse en la jugadora más valorada de la jornada. 24 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias, 11 faltas recibidas y la friolera de 9 balones robados elevaron hasta 38 puntos su valoración.  

No ha sido un verso suelto, pues esta campaña, en general, sus numeros han mejorado notablemente, de la misma forma que también lo ha hecho su aportación al equipo en todos esos intangibles que no reflejan las estadísticas. Lino López ya apuntó el motivo hace semanas y Dynn Leaupepe coincide con él: contar con dos bases como Laura Fernández y Patricia Benet la ha descargado de la responsabilidad de dirigir al equipo y eso le permite actuar en posiciones que le son más afines: “Ambas son dos grandes creadoras de juego y directoras en la cancha como base”, asegura refiriéndose a sus compañeras. “Por lo tanto, puedo jugar como ‘2’ o ‘3’, donde tengo más experiencia y confianza”, sintetiza.

Que sea una de las jugadoras que continúa en el equipo respecto al pasado ejercicio también ayuda mucho a que se siente más cómoda, porque “estoy mucho más familiarizada con nuestros sistemas tanto defensivos como ofensivos”. Además, “siento que entiendo mejor el baloncesto español y lo que quiere Lino López”.

Precisamente, seguir a las órdenes del técnico fue uno de los motivos que la llevaron a renovar por la entidad departamental. Para él solo tiene buenas palabras: “Es un gran entrenador, con mucho conocimiento del juego. Deja muy claro cuáles son sus expectativas para mí y para el equipo. Pero lo que más me llama la atención y que siempre trato de recordar todo el tiempo es tener siempre una actitud positiva y sin malas caras”.

Pero no fue solo eso lo que propició su regreso al Baxi Ferrol tras el verano. Dynn Leaupepe sentía que tenía una cuenta pendiente con el club. Esa idea la acompañó durante toda la pandemia, una etapa que “no fue como me imaginé. Al igual que aquí, cerraron escuelas, restaurantes, gimnasios...”, lo que la obligó a entrenar en casa, en solitario, para mantenerse en forma. “Fue agradable volver a estar en casa con la familia, pero no me sentía bien de haber dejado Ferrol sin terminar la temporada”, reconoce.

Por eso, ahora que está de vuelta tiene claro que debe poner todo de su parte para “ayudar al equipo a terminar lo que comenzamos y trabajar para llegar a Liga Femenina 1”. Y, por el camino, “seguir disfrutando del recorrido. Continuar aprendiendo y mejorando mutuamente”.

Un camino en el que la afición ferrolana se ha convertido en una gran aliada, rendida al tesón que demuestra Leaupepe en cada acción: “El sentimiento es mutuo y no puedo agradecerles lo suficiente por el apoyo continuo que nos muestran al equipo y a mí misma. Creo que lo que más les gusta de mí es que simplemente juego duro sin importar contra quién juguemos. Sé que cada vez que entro a la cancha voy a darlo todo”.

 

Trayectoria

Aunque su familia es originaria de Samoa, Dynn Leaupepe y sus otros nueve hermanos, crecieron en Camarillo, Califormia. Entre ellos, su gemela, Lynn, que el año pasado jugó en Barakaldo y esta campaña es una de las jugadoras destacadas del líder del grupo B, el UCAM. Si las cosas siguen para ambos equipos como hasta el momento, es muy probable que se vuelvan a encontrar sobre la pista, como ya sucedió el año pasado.

Decidida a convertirse en profesional, Dynn Leaupepe vivió su primera experiencia fuera de Estados Unidos en la liga danesa, de la que se proclamó campeona con el BK Amage. La samoana fue, además, la jugadora más valiosa del campeonato y ello, junto con su excelente actuación con Samoa en los Juegos del Pacífico del 2019, le abrió las puertas de un baloncesto mucho más exigente como es el español.

En su segunda campaña en nuestro país, siente que su carrera deportiva transita por el camino correcto y que está “cumpliendo los objetivos que me planteé antes de entrar en el baloncesto español”. Pero si, además de trabajadora, algo es Leaupepe es agradecida, por lo que pone el foco en sus compañeras y en el cuerpo técnico, “que me colocan en la mejor posición posible para lograr tales objetivos”. Tampoco se olvida de Sergio, el preparador físico, “con su trabajo de prevención y gimnasia”, ni de los fisios, “que hacen todo lo posible para asegurarse de que mi cuerpo esté sano”.

Pero, sin duda, si algo destaca de su estancia en Ferrol, aparte de que “la vida es genial”, es el buen ambiente en el vestuario: “Mi relación con el equipo es indestructible. No podría pedir un mejor grupo de personas para trabajar. Estoy de acuerdo en que tenemos jugadores muy talentosas, pero diría que somos mejores personas fuera de la cancha”, advierte y bromea al respecto de la posibilidad de que los seguidores del equipo puedan seguir disfrutando de los bailes y actuaciones que Leaupepe y sus compañeras suelen compartir en las redes sociales.

Dynn Leaupepe: “Cada vez que entro en la cancha voy a darlo todo”