Los científicos se acercan a la fórmula de la kriptonita

A police officer in a Superman outfit rides a motorcycle during a Christmas event for street children in Quito December 22, 2015. REUTERS/Guillermo Granja
|

Químicos teóricos de la Academia de Ciencias de Polonia han descubierto cómo sintetizar un óxido de criptón, el primer compuesto binario de criptón y oxígeno. Resulta que esta sustancia exótica se puede producir bajo una presión extremadamente alta, y su producción está dentro de las capacidades de los laboratorios de hoy en día.

Los cristales de kriptonita, un material letal para Superman y su raza, se supone que se han creado en el planeta Kripton. El nombre del planeta se deriva del elemento criptón, con el número atómico de 36, un gas noble considerado incapaz de formar compuestos químicos estables.

Sin embargo, una publicación en Scientific Reports de dos químicos teóricos del Instituto de Química Física de la Academia de Ciencias de Polonia, en Varsovia, predice la síntesis de un material cristalino nuevo en el que los átomos de criptón estarían químicamente unidos a otro elemento. “La sustancia que estamos prediciendo es un compuesto de criptón con oxígeno, no nitrógeno. En la convención del cómic debería, por lo tanto, llamarse ‘kriptoxido’, no ‘kriptonita’. Así que si Superman lee esto, puede mantener la calma: por el momento, no hay motivo para el pánico”, dijo el doctor Patrick Zaleski-Ejgierd. 

“Nuestro monóxido de criptón, KRO, probablemente no existe en la naturaleza. Según los conocimientos actuales, el interior profundo de los planetas es el único lugar donde existe una presión suficiente para su síntesis. El oxígeno no existe allí, ni tampoco el criptón”.

“Nuestras simulaciones por ordenador sugieren que los cristales de monóxido de criptón se forman a una presión en el intervalo de 300 a 500 millones de atmósferas. Esto es una alta presión, pero puede conseguirse incluso en los laboratorios de hoy en día, apretando con habilidad muestras en yunques de diamante”, explicó el couator Pawel M. Lata.

Los científicos se acercan a la fórmula de la kriptonita