Lidia fue profeta en su tierra y llevó al Burela a la victoria en Esteiro

el cuadro ferrolano plantó cara a su rival durante muchos minutos jorge meis
|

 Ayer se pudo comprobar en el pabellón de Esteiro que el Valdetires no juega con las mismas armas que el Burela en la máxima competición ya que, mientras que las departamentales ponen todas las ganas del mundo, pero les falta juego combinativo, su rival maneja los encuentros a su antojo con una figura estelar como la ferrolana Lidia Mesías, que fue profeta en su tierra y que dio un auténtico recital de cómo se controla un encuentro.
A pesar de ello, el equipo local dio la cara en todo momento, aunque tenía que correr demasiado para tratar de controlar la rápida circulación del esférico de su adversario.
La portera Iria impidió que la escuadra lucense se pusiera por delante en el marcador con tres grandes intervenciones y, por contra, Eri puso el balón lejos del alcance de la cancerbera contraria con un potente disparo.
Sin embargo, la alegría departamental duró muy poco, ya que Iria se echó a su equipo a la espalda y no tardó nada en igualar la contienda y, en la siguiente jugada, ponerlo por delante, después de driblar a un defensora con una extraordinaria finta y poner el balón en la escuadra.
De esa forma, se llegó al tiempo de descanso con la mínima ventaja de las burelenses.
En la reanudación, el Burela salió decidido a buscar el triunfo y el Valdetires defendía demasiado atrás, por lo que le costaba contraatacar cuando robaba el balón, ya que tenía que recorrer muchos metros.
Iria volvió a salvar a su equipos con una mano milagrosa y, en la siguiente acción, un fallo en el pase a la portera visitante fue aprovechado por Eri para volver a nivelar la contienda.
Eso permitió unos minutos de acoso local, con un par de ocasión para ponerse por delante, pero no acertaron y, en una gran jugada al contragolpe, Lidia empujó el balón a la red.
El encuentro entró en una fase de un poco de desconcierto, con continuas llegadas a las dos áreas, pero en ese mano a mano la calidad se impuso y Lara Balseiro sentenció la contienda a cinco minutos para el final.
En Valdetires trató de recortar la desventaja colocando a Elenita de portera-jugadora, pero no pudieron concretar ninguno de los ataques, por lo que los tres puntos se fueron para tierras lucenses, aunque el equipo ferrolano vendió muy cara su derrota con mucha ilusión y esfuerzo.

Lidia fue profeta en su tierra y llevó al Burela a la victoria en Esteiro