El Ideal gallego id 21 de ene. Ver anteriores CORUÑA ÁREA METROPOLITANA GALICIA ESPAÑA MUNDO ECONOMÍA POLÍTICA CULTURA SOCIEDAD DEPORTES OPINIÓN ESPAZO EDUCATIVO PYMES

|

Los establecimientos de hostelería en A Coruña no permanecen cerrados, aunque las restricciones implantadas por la Xunta limitan su horario de apertura hasta las 18.00 horas. Sin embargo, las lluvias y el viento que ha traído consigo la borrasca “Gaetán” ha obligado a cesar su actividad a muchos hosteleros locales, que solo pueden atender a los clientes en las terrazas de sus bares y cafeterías.


En palabras del presidente de la Asociación de empresarios de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, “con este temporal, que ya sabíamos que venía después del fin de semana bueno que hemos tenido, es imposible facturar en terraza”. Pese a que no todos los empresarios del sector continúan ofreciendo sus servicios al no ser rentable, tal y como asegura el hostelero, “el sábado y domingo algunos compañeros sí que abrieron sus locales porque necesitan comer, pero ahora con la lluvia y el viento no compensa”, comenta. Los ánimos en la hostelería coruñesa están cada vez más bajos, y es que “los contagios siguen aumentando porque la situación está mal y se espera que siga así varias semanas”, dice.  


Cañete apunta, a su vez, que “mientras esté permitido, se sacará alguna terraza para poder hacer un poco de factura, pero en muchos establecimientos incluso anuncian que el horario dependerá de si llueve”. Mientras la estabilidad actual en el sector está en el aire, el presidente de la Asociación de empresarios de Hostelería de A Coruña insiste en que permanecen a la espera de las ayudas de la Xunta, además de la elaboración del segundo Plan de Reactivación Económica y Social de A Coruña (Presco), que se encuentra en desarrollo.


Escasas incidencias
A pesar del mal tiempo que reinó durante todo el día, las ráfagas de viento apenas causaron problemas y los bomberos solo tuvieron que atender una llamada por daños relacionados con la meteorología: fue en la calle de Vizcaya, en el barrio de Os Mallos, donde una claraboya se había desencajado y colgaba amenazando con desprenderse. Por lo demás, la jornada transcurrió sin incidentes reseñables y fuentes municipales señalan que tampoco ha afectado a la buena marcha de las obras de la avenida del Puerto, que ya se reasfaltó y cuyo carril afectado por el socavón se abrirá mañana, como estaba previsto. 


Tampoco parece haber afectado a los trabajos de refuerzo del talud de Rey Abdullah, donde un derrumbe había provocado que se realojara a más de sesenta vecinos de la avenida de Finisterre.


La lluvia acumulada durante el día por los pluviómetros fue de 10,4 litro por metro cuadrado, y, según MeteoGalicia, se espera que el mal tiempo siga durante los próximos días con lluvias continuas por lo menos hasta el sábado, manteniéndose la alerta amarilla y una temperatura máxima de doce grados que incitará a muchos  a quedarse en casa.

El Ideal gallego id 21 de ene. Ver anteriores CORUÑA ÁREA METROPOLITANA GALICIA ESPAÑA MUNDO ECONOMÍA POLÍTICA CULTURA SOCIEDAD DEPORTES OPINIÓN ESPAZO EDUCATIVO PYMES