Bielorrusia

La atleta bielorrusa Tsimanouskaya aterriza en Viena, camino de Polonia, con un visado humanitario

Eso es lo fundamental", dijo el ministro de Asuntos Exteriores de la república alpina, el conservador Alexander Schallenberg, en una declaración enviada a la agencia local APA.Si la atleta encontrará finalmente protección en Polonia, Austria u otro lugar "está por ver y también depende de ella" (...) En cualquier caso, Austria está dispuesta a ayudarla, añadió.Previamente, un portavoz del aeropuerto había confirmado a Efe que la deportista tenía previsto permanecer pocas horas en Viena, pues tomaría otro vuelo a Polonia, país que le ha concedido un visado humanitario."No hay nada para la prensa, no habrá contacto con ella, y sigue hacia Varsovia", dijo la fuente.En la web del aeropuerto hay para el resto de hoy dos vuelos regulares con destino a Varsovia, uno con despegue previsto a las 18:05 (16:05 GMT) y otro una hora más tarde (17:05 GMT), pero no se descarta que Tsimanouskaya pueda viajar en un avión especial.El viceministro de Exteriores polaco, Marcin Przydacz, aseguró en su cuenta en Twitter que la corredora "está bajo el cuidado del servicio diplomático polaco"."Como se ha dejado claro en numerosas ocasiones, debido a razones de seguridad no difundiremos detalles del vuelo", añadió.Los medios nipones habían informado esta mañana de que Tsimanouskaya se disponía a volar a Varsovia desde Tokio, pero el itinerario del vuelo fue cambiado por los diplomáticos polacos en el último momento, por motivos de seguridad.Representantes del exilio bielorruso en Polonia confirmaron que esperan la llegada de la atleta este mismo miércoles, como también la de su esposo, Arseny Zdanevich, procedente de Ucrania.La información fue confirmada a través de las redes sociales por Pavel Latushka, representante del gobierno oficioso de Bielorrusia en el exilio que ocupó varios cargos en el Ejecutivo de Aleksandr Lukashenko, entre ellos el de embajador de Bielorrusia en España.Las autoridades polacas, como el exilio bielorruso, buscan la máxima cautela, mientras se recuerda el desvío y aterrizaje forzado en Minsk, en junio pasado, de un avión de Ryanair para detener al periodista opositor Román Protasevich.Tsimanouskaya se refugió en la embajada de Polonia en Japón tras negarse a ser repatriada a la fuerza por su gobierno cuando participaba en los Juegos Olímpicos de Tokio.Polonia fue el primer país en ofrecerse a recibir a la atleta, mientras que el Comité Olímpico Internacional ha abierto una investigación para esclarecer el caso.La corredora, que ha apoyado protestas contra el régimen de Lukashenko y está en contacto con la disidencia democrática de su país, temía sufrir represalias al regresar a Bielorrusia, según explicó en vídeos y mensajes difundidos por las redes sociales.El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha imputado a Bielorussia un "intento criminal de secuestro" de la velocista, quien tenía previsto participar en la carrera de 200 metros del pasado lunes.

Una velocista bielorrusa desata la primera encrucijada política de Tokio 2020

Krystsina Tsimanouskaya, de 24 años, pidió protección a la policía del aeropuerto tokiota de Haneda asegurando que miembros del Comité Olímpico Bielorruso la llevaron hasta allí en contra de su voluntad para embarcarla en un avión de vuelta a su país.

La ONU pide la liberación inmediata de Protasevich tras su arresto "ilegal"
La oficina de Derechos Humanos desconfía de la versión de Minsk sobre el desvío del avión y del vídeo difundido el lunes
Rusia defiende el aterrizaje forzoso de un avión en Bielorrusia y denuncia la "hipocresía" de Occidente
Las autoridades de Rusia han defendido este lunes el uso de un avión del Ejército de Bielorrusia para forzar el aterrizaje de un avión en el que viajaba el disidente Roman Protasevich y ha denunciado la "hipocresía" de la comunidad internacional.