martes 17.09.2019

Shaffer y “Amadeus”

Decía Rafa Martín en “La guía definitiva” 

Decía Rafa Martín en “La guía definitiva” que este 2016 se está convirtiendo en un “final boss que está matando a todos nuestros héroes”. Entre ellos al dramaturgo y guionista británico Peter Levin Schaffer, que acaba de fallecer el pasado lunes a los 90 años de edad dejando la estela de obras maestras como Equus, Black Comedy o la película de culto Amadeus, en la que presenta la historia de dos compositores, Mozart y Salieri, transformada en un “pugilato escénico elevado a nivel operístico” y llevada magistralmente a la gran pantalla en 1984 por Milos Forman, obteniendo entre otros galardones ocho Oscars y también premios en el Golden Globe. Schaffer argumenta su guión partiendo del mito popular y romántico que surge cuando un Salieri enfermo y demente confiesa haber envenenado a Mozart, lo que da pie a la historia que recrea la gran rivalidad entre ambos compositores y que no es más que el leitmotiv del tema fundamental de la obra: El hombre contra Dios, a través de desbordantes y desbordadas pasiones.
 Esta rivalidad tan bien escenificada por Tom Hulce y F. Murray carece de fundamentos históricos, siendo un recurso literario trasladado a guión cinematográfico- la crítica de Haro Tecglen afirma que “ni Salieri era tan malo, ni Mozart era tan tonto”. En 1982, Milos Forman, que odiaba las películas y biografías de músicos, asistió desencantado a la puesta en escena de la obra Amadeus en Broadway.
 Tras presenciar el primer acto de la obra teatral le comentó a Schaffer: “Si el segundo acto es tan bueno como el primero haré la película”. Se ve que lo fue y el fruto es  uno de los mejores films sobre músicos y música ya que obras de Mozart: sus Sinfonías 25 y 29, Don Giovani, La Flauta Mágica y sobre todo su Requiem, Salieri y Pergolesi, adquieren y ofrecen en la película una tercera dimensión. Lo demás es ya historia, como lo es la vida y obra del dramaturgo de “grandes duelos y comedias ligeras”, del que lamentamos la pérdida también… desde Ferrol.

Shaffer y “Amadeus”
Comentarios