lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Compensación

Conviene no perder tiempo. Una vez que Pedro I, El Mentiroso, ha salido a abroncar al Tribunal Supremo por atreverse a condenar a los siempre honrados ciudadanos socialistas, debe pedir de inmediato al poder Judicial que dicte una sentencia para que encierren en la cárcel a Francisco Camps. 
 

Y que les meta miedo, si no lo hacen. Francisco Camps ha salido libre de culpa de media docena de juicios, y se ha demostrado que los trajes valían bastante menos que los más de 600 millones de euros de los ERE andaluces, y, que se los pagó él. Bien. 
 

Pero no conviene olvidar que Francisco Camps, ni es socialista, ni es andaluz, y, por tanto, digno de toda sospecha. Si fuera comunista o nacionalista, cabría alguna consideración, pero tratándose de un peligroso político de derechas, ya que Pedro I, El Mentiroso, está en campaña de desterrar a Montesquieu, hay que apretar para que se vea que el avance hacia el totalitarismo no es una broma, y meter en la cárcel a Francisco Camps sería una manera de equilibrar la balanza, no se vayan a creer que en Moncloa sólo están por los indultos. De ninguna manera. Saliendo libres los cómplices de una trama de corrupción que manejó más de seiscientos millones de euros, como si vinieran de una piñata, no hay que dar muestras de debilidad y demostrar que el Gobierno tiene equilibrio y, si es tierno con el rocío andaluz, es duro con las espuelas de conservadores, como Francisco Camps.
 

El momento, además, no puede ser más oportuno, ahora que el español se ha desterrado de Cataluña, con los obedientes votos de los socialistas catalanes. 
 

En Escocia, con historia y Reyes que nunca ha tenido Cataluña -ni en la ensoñación de un secesionista en plena borrachera- sería imposible que prosperara un destierro del inglés en las escuelas. Tanto como que, en Flandes, se proscribiera el idioma francés. Claro que allí, desgraciadamente para ellos, están lejos de este sistema totalitario que vamos construyendo en España, poco a poco, sin ningún retroceso. 
 

Oído el Fiscal General del Estado. Hay que meter en la cárcel a Francisco Camps, que se vayan enterando esos españoles que todavía creen que ser de derechas va a salir gratis.

Compensación

Te puede interesar