Los residentes de A Magdalena y Ferrol Vello dispondrán de párking por 39 euros

El aparcamiento de la plaza del Carbón cuenta con 150 plazas y está infrautilizado | jorge meis

El inicio de las obras de la calle de la Iglesia está previsto para la próxima semana en el tramo comprendido entre las calles Méndez Núñez y Arce, dos manzanas que tendrán un plazo de ejecución estimado de cuatro meses. A este tramo seguirán otros hasta reurbanizar la totalidad del vial en un plazo de año y medio, lo que ocasionará disminución de plazas de estacionamiento en superficie.

Precisamente para paliar estas molestias, sumadas a las que puedan ocasionar a sectores como el del comercio, el Concello estudia medidas que ayer fueron expuestas en una reunión con las entidades vecinales, por una parte, y con la Asociación de Comerciantes de Ferrol centro, por otra, con el fin de analizar las posibilidades de disminuir los efectos negativos propios de unas obras de larga duración.

Una de las cuestiones que se pretende poner en marcha y que facilitarían el uso del estacionamiento subterráneo de la alameda del Carbón es la rebaja de precios en los bonos de 24 horas. Así, en la reunión mantenida en la tarde del lunes con representantes de las entidades vecinales de Ferrol y A Magdalena –AVV Zona centro, Magdalena y Pedro Padrón– se puso sobre la mesa un documento de trabajo que plantea la rebaja en un 44% del precio del abono en el aparcamiento municipal del mercado más próximo a la cuesta de Mella. Con las tarifas actuales, el precio se situaría de este modo en torno a los 39 euros.

Esta rebaja sería aplicable a los vecinos residentes en los barrios de Ferrol Vello y A Magdalena, los más afectados por la disminución de espacios de aparcamiento en superficie. De este modo, podrían disponer de hasta 150 plazas en el parking a precios competitivos.

La reurbanización de la calle de la Iglesia supondrá la pérdida de 125 plazas, según las estimaciones municipales, que se compensarían, de este modo, con la oferta de las 150 del estacionamiento subterráneo.

Actualmente este parking del mercado está totalmente infrautilizado, por lo que, desde el Concello se califica la medida de una “alternativa eficaz” que minimizaría el coste para los usuarios y serviría, además, para fomentar su uso.

La propuesta se formalizaría a través de un convenio presentado esta semana a las entidades vecinales y que incluye un papel activo de éstas para poder ponerla en marcha. Así las cosas, las asociaciones se comprometerían a promover la utilización del parking e impulsar los abonos de 24 horas, al tiempo que informarían a los vecinos sobre el régimen jurídico del servicio y los trámites necesarios para poder solicitarlo. También sería responsabilidad de las AAVV implicadas poner en conocimiento del Concello cualquier sugerencia, reclamación o queja que les llegue en relación a esta cuestión.

El borrador contempla también que se iniciaría la formalización de la reducción del precio del abono mediante una revisión de la ordenanza municipal correspondiente.



Primera manzana


La primera fase de las obras, para las que estaba previsto comenzar ya ayer los primeros vallados, no afectarán, sin embargo, al aparcamiento, al tratarse de una manzana señalizada ya como zona amarilla –entre San Diego y Arce– y con un gran número de vados, ya que se encuentran en este tramo hasta ocho garajes privados, que, esos sí, se verán afectados por las obras y para los que el edil de Urbanismo, Julián Reina, indicó que “se lles irán dando solucións a medida que xurdan os problemas de acceso”. La ejecución de estos trabajos afectará, asimismo, al recorrido del bus urbano, con parada en este tramo del vial. Como ya sucedió con las obras el Callao, la calle Irmandiños se plantea como la de circulación y paradas alternativas, para lo que se está en contacto con la empresa de autobuses por parte del Concello ferrolano.

En la primera fase de las obras, además del tramo hasta Arce se prolonga la actuación hasta Méndez núñez, con la pérdida de unas 16 plazas en superficie, señalizadas originalmente como zona verde, que nunca llegó a funcionar como tal. Se trata, sin embargo, de un tramo “fantasma” en lo referente a establecimientos comerciales, con todos los bajos sin actividad.

No ocurre así con otras manzanas de Iglesia que se verán afectadas más adelante. Por esta razón, se celebró también una reunión con la asociación de comerciantes –ACOF– para abordar los detalles de la obra que comenzará la próxima semana. El edil de Urbanismo mostró a los representantes del sector del comercio el proyecto y explicó el tramo de la primera actuación, que afectará a la proximidad del cruce entre Iglesia y San Diego.

Desde el Concello se expuso que se intentará causar las menores molestias posibles tanto a los vecinos como al comercio, por lo que los cortes de tráfico que sea preciso efectuar se irán realizando en función del progreso de los trabajos, por lo que no siempre que haya obras implicará cierre a la circulación.

Esta también se verá afectada en cuanto a que se cortará la cuesta de Mella en dirección a Irmandiños mientras que se mantendrá el sentido único de Irmandiños a San Diego.–se podrá subir por esta calle hacia Capitanía–. 

Los residentes de A Magdalena y Ferrol Vello dispondrán de párking por 39 euros

Te puede interesar